Gómez: las asambleas del PSM no muestran división sino democracia interna

Gómez "encantado" con Lissavetzky, critica que hubiera "demasiada injerencia" en el PSM

madrid

| 16.01.2012 - 14:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha afirmado este lunes que está "encantado" y "orgulloso" del portavoz socialista en la capital, Jaime Lissavetzky, del que ha "aplaudido" su tarea en el Ayuntamiento de Madrid, para añadir sobre la posibilidad de que le pase factura a uno o a otro el resultado del 38 Congreso del PSOE que en otros tiempos hubo "demasiada injerencia" en la federación madrileña.

Gómez ha señalado en una rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por Lissavetzky, que el cónclave socialista de febrero defenderá "la autonomía y el respeto" al PSM. En este punto, el diputado ha recordado unas palabras del expresidente mejicano Porfirio Díaz: "Pobre México, tan lejos de Dios, tan cerca de Estados Unidos". "Yo no voy a decir que pobre Partido Socialista de Madrid pero voy a exigir en este congreso influir en el proyecto político, en el modelo de participación , en las ideas. Este partido va a ser determinante para elegir al que será secretario general, con autonomía y respeto al PSM, como en otras federaciones", ha destacado.

Por su parte, Lissavetzky ha destacado que Gómez siempre ha sido "defensor de que se oiga la voz de los militantes". De él mismo ha dicho que tiene un "contrato" con los madrileños y que le corresponde ser el portavoz en el Ayuntamiento por haber sido número uno en la lista con la que el PSOE se presentó a las municipales de mayo.

GOMEZ ASEGURA QUE LAS ASAMBLEAS DEL PSM NO MUESTRA DIVICION SINO DEMOCRACIA INTERNA

Tomás Gómez, ha afirmado hoy que las asambleas de las agrupaciones del PSM para elegir delegados al "congresillo" de este fin de semana se han celebrado "con normalidad", y lejos de dividir el partido lo han "reforzado" por la "alta dosis de democracia interna". Así lo ha afirmado en rueda de prensa, después de que la pasada semana se hayan celebrado unas 150 asambleas en las agrupaciones municipales y de distrito del PSM, en las que se han elegido a los 900 delegados que acudirán este viernes y sábado al Congreso Extraordinario del partido.

En este "congresillo" se elegirán, a su vez, a los 79 delegados que el PSM enviará a Sevilla para el 38º Congreso del PSOE, y se decidirá la posición unitaria que tendrán todos ellos a la hora de votar a los aspirantes a la Secretaría General socialista: Alfredo Pérez Rubalcaba, Carme Chacón o cualquier otro candidato que se presente.

Durante las 150 asambleas celebradas en las agrupaciones, se han diferenciado dos corrientes: una que defiende abiertamente a Rubalcaba y otra -la que encabeza la dirección del PSM- que pide esperar a conocer cuántos candidatos se presentan y qué propone cada uno.

Para Gómez, que haya dos corrientes y que en las asambleas se hayan votado dos posturas distintas no es más que una muestra de "normalidad democrática", y se ha declarado "muy satisfecho" porque "quien está reforzado en este momento es el PSM", que demuestra ser una federación "más fuerte, con una alta dosis de democracia interna".

Gómez ha opinado que el hecho de que se haya dos corrientes no implica que sean posiciones "encontradas ni enfrentadas", sino que es una prueba de que hay "debate".

Ha vuelto a reiterar su postura, partidaria de esperar a conocer si hay más candidatos antes de optar por uno de ellos, aunque ha dicho entender a quienes apuestan abiertamente por Rubalcaba, como el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, también presente en la rueda de prensa. "¿Qué tipo de persona sería Jaime si no estuviese apoyando a Rubalcaba? Hace lo que tiene que hacer: es su amigo, le conoce desde hace muchos años, y coinciden en muchas cosas", ha remarcado.

LISSAVETZKY APOYA A RUBALCABA

Jaime Lissavetzky, por su parte, ha confirmado su apoyo al exvicepresidente del Gobierno, pero no por ser amigo suyo sino por la coincidencia de planteamientos, y ha pedido "respeto máximo" a todas las posiciones que surjan, augurando que en el debate interno no se producirán problemas.

Preguntado por si teme que Gómez le desplace como portavoz en el Ayuntamiento si cada uno defiende a un candidato distinto, Lissavetzky ha asegurado que el líder del PSM ha sido siempre uno de los mayores defensores de que los militantes hablen y expresen su opinión. Por eso, ha dicho, no cree que haya problemas con quienes apoyen a Rubalcaba si finalmente la dirección del PSM decide defender a Chacón o a otro candidato que surja, porque una cosa es la parte orgánica del partido y otra muy distinta la posición institucional que ocupa cada uno.

Tomás Gómez, por su parte, ha señalado que el lugar que ocupa cada uno lo deben decidir los militantes, y ha dicho estar "encantado y orgulloso" de la labor de Lissavetzky en el Ayuntamiento. Además, ha asegurado que en el 38º Congreso socialista defenderá la autonomía del PSM frente al PSOE, porque hasta ahora ha habido "demasiada injerencia".

Ha insistido en que su objetivo en cónclave socialista será, por un lado, influir en el proyecto político del PSOE -y el PSM "va a ser determinante en quién sea el próximo secretario general", ha garantizado- y por otro exigir respeto y autonomía para el PSM, el mismo que tienen otras federaciones como Cataluña, Andalucía o Extremadura.

Por su parte, la secretaria general de la agrupación socialista de Leganés y diputada regional, Laura Oliva, ha dicho hoy que, "al igual que opina" Tomás Gómez, tienen "poco interés" por definirse en cuanto a quién va a ser la persona o imagen del partido, "pero sí interés en no relativizar la derrota electoral que hemos tenido y la situación interna del partido". "Opinamos que lo que no buscamos es que cambie todo para que en realidad nada cambie", ha dicho. Oliva ha explicado que quieren "una revisión profunda" de lo que han hecho para mejorar en el futuro.

En todo caso -ha continuado- "muchos compañeros y compañeras de esta agrupación, que vamos a asistir como delegados a ese congreso, lo que sí vamos a exigir en ese congreso y después en Sevilla es que se respete de una vez por todas la autonomía del PSOE de Madrid con respecto a Ferraz".