Gómez apela a la base y Jiménez subraya que está mejor valorada

madrid

| 05.09.2010 - 15:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los dos aspirantes a la candidatura socialista a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez y Trinidad Jiménez, se han medido hoy a distancia, aquél con apelaciones a la militancia y ésta con el argumento de que está mejor valorada por la opinión pública que su rival.

Gómez se ha puesto de largo para presentar su candidatura en un acto masivo con simpatizantes y militantes en la sede madrileña de UGT, lo que también pretende que sea un gesto mientras ese sindicato, como CC.OO, tiene convocada una huelga general para el 29 de septiembre contra el Gobierno central.

Por su parte, Jiménez se ha desplazado a la sierra norte de Madrid, para presentar una plataforma que le apoya con militantes de pueblos de la zona.

En presencia de ex ministros como José Luis Corcuera, Matilde Fernández y Virgilio Zapatero, Tomás Gómez ha aprovechado para defender la gestión del líder socialista y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ha dado su versión del encuentro que ambos tuvieron el 7 de agosto en La Moncloa, cuando se negó a retirar su candidatura a la Comunidad de Madrid y ha afirmado que lo hizo para defender que los militantes tengan la última palabra sobre el cabeza de cartel socialista que se enfrentará a Esperanza Aguirre.

"No estamos sólo para pegar carteles, que también, sino también para decidir", ha dicho Gómez, quien ha hecho hincapié en que los apoyos que reciba en este proceso de primarias son igualmente para respaldar al Gobierno y Rodríguez Zapatero.

Mientras tanto, Trinidad Jiménez, ha asegurado que representa una alternativa "fuerte y de poder" para que el PSOE gane en la Comunidad de Madrid y ha recordado a Gómez que todos los datos le dan a ella "una mejor valoración" entre los madrileños.

"Cada uno, en el ámbito de su responsabilidad, defiende su candidatura", ha señalado Jiménez, que ha añadido que le parece "muy bien" que Gómez presente su candidatura "donde ha elegido", en alusión a la sede de UGT.

Ambos aspirantes mantienen un tono moderado, exento de descalificaciones, ya que esa es una tarea que dejan para algunos de sus colaboradores.

Por eso los dos han coincidido en la necesidad de aprovechar la expectación y el interés de los medios por ese proceso de primarias, de modo que calen mejor los mensajes socialistas con vistas a los comicios de 2011.

Para Jiménez se trata de que las primarias pongan de manifiesto no tanto "el trabajo que ha realizado cada uno", sino quién está en "mejores condiciones" de provocar empatía e ilusión en los ciudadanos y que el PSOE gane Madrid el año próximo.

Gómez quiere hacer valer que la suya es "la historia de la gente común y mi victoria será la de la gente común", al tiempo que ha hecho hincapié en que nunca un socialista puede tener como adversario a otro socialista, porque el rival es "la derecha".

Dentro de la estrategia de "sacar músculo" los colaboradores de Gómez han alardeado hoy de que en la sede regional ugetista han juntado a más militantes - unos 1.500 - que Jiménez hace unos días en una plaza del centro histórico de la capital - cerca de mil-.

Uno y otro tienen todavía varias semanas para persuadir a los aproximadamente 18.000 militantes con derecho a voto el 3 de octubre, día en el que se sabrá el nombre del candidato socialista a la Comunidad de Madrid en 2011