Gas Natural Fenosa instalará redes eléctricas inteligentes en Alcalá y Aranjuez tras un convenio con la Comunidad

Se sustituirán los contadores que permitirán una comunicación bidireccional entre la compañía y el consumidor

Esperanza Aguirre (archivo)

madrid

| 15.03.2011 - 12:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, han firmado este martes un convenio de colaboración para implantar redes de distribución eléctrica inteligentes en los núcleos urbanos de Alcalá de Henares y Aranjuez, que permitirán el "ahorro de energía" y la "reducción de pérdidas" a través de las nuevas tecnologías.

Así lo ha manifestado la dirigente madrileña, que acompañada del consejero de Economía, Antonio Beteta, ha destacado que el convenio alcanzado es "un paso importantísimo" para que los madrileños puedan contar con "un sistema eléctrico y un suministro que sea más eficiente, más fiable, más barato, muy importante en estos momentos que suben las tarifas, y también más limpio desde el punto de vista del medio ambiente".

Gabarró, por su parte, ha explicado que las redes inteligentes, conocidas originalmente como 'smart grids', son capaces de integrar los recursos energéticos distribuidos "maximizando la calidad del suministro al mismo tiempo que su coste global" pero, no obstante, ha señalado que la transición hacia estas redes debe ser "evolutiva" por la "complejidad" de las infraestructuras involucradas.

De ahí que su empresa haya considerado "imprescindible" desarrollar un gran proyecto demostración para implementar "las más modernas" tecnologías energéticas y para validar su eficacia. En este punto, ha añadido que han decidido desplegar este proyecto en Aranjuez y Alcalá de Henares, "dos ciudades que muy pronto serán vanguardia en esta materia".

El proyecto se enmarca en el Plan 20-20 de la Unión Europea y se desarrollará en los dos próximos años con una inversión global de 20 millones de euros. Su objetivo es dar una "respuesta integral a los desafíos medioambientales", sensibilizando al consumidor, fomentando la integración eficiente de energías renovables y facilitando el despliegue de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos.

Así, se sustituirán más de 80.000 contadores eléctricos por nuevos contadores inteligentes, se modernizarán más de 400 centros de transformación, se instalarán puntos de recarga de coches eléctricos, se integrará la medición de los contadores eléctricos y de gas desplegando una única infraestructura de comunicación y gestión y se fomentarán medidas de gestión activa de mejora de eficiencia energética.

RESOLVER FALLOS MAS RAPIDAMENTE

Aguirre ha señalado en su intervención que actualmente las redes eléctricas españolas se basan en sistemas de comunicación unidireccionales que tienen "diversas limitaciones" y en los que se producen pérdidas, a pesar de que son "muy fiables". Por eso, considera que es importante que se incorporen tecnologías" capaces de reducir estas pérdidas y ofrecer nuevas prestaciones".

Con la implantación de las "redes eléctricas del siglo XXI", éstas van a estar configuradas como canales de comunicación bidireccionales, es decir, redes que van a hacer posible la transmisión de información entre la compañía y el cliente, lo que va a permitir que los fallos posibles "se identifiquen y se resuelvan con la máxima rapidez".

En la misma línea, según la presidenta madrileña, va a permitir que los clientes elijan la compañía, las características, e incluso el precio al que le van a cobrar la electricidad puesto que no será lo mismo quien consume en horas valle que en horas punta, o los que gastan más en verano o en invierno.

Aunque Aguirre ha reconocido que le da un poco de "miedo" hablar de "edificios inteligentes" porque "generalmente te asfixias en invierno y te hielas de frío en verano", está segura de que esto irá mejorando y que la medida alcanzada en este convenio de colaboración está orientada a dar soluciones "eficaces al problema energético de España" pues se trata de una medida , a su juicio, "útil".

Así, ha manifestado que la Comunidad, "que lleva muchos años tomando medidas para ahorrar energía", es consciente de que esta manera se va a favorecer el crecimiento económico en la región, la competitividad de las empresas, la creación de empleo y la disminución del coste de la energía para todos.

Por otro lado, Aguirre ha señalado que en la Comunidad de Madrid el diseño de las redes eléctricas garantiza un "suministro fiable" y que su calidad se reforzó con la Ley de Garantía de suministro eléctrico de la Comunidad, con "compromisos rigurosos" de la calidad del servicio con las empresas y con medios para conocer la situación del suministro y establecer tiempos máximos para la resolución de los 'apagones'.

La dirigente madrileña ha recordado que la Comunidad alberga al 13,5 por ciento de la población de España y que su consumo total de energía final representa el 11,3 por ciento del consumo nacional. Además, Madrid genera cerca del 20 por ciento del PIB nacional, lo que, a su juicio, confirma que la región "no deja de ser el motor económico de España".