Garzón deja claro que Gordo y Pérez están "fuera" de IU, aunque recurran

Llamazares critica la "prepotencia" de IU y la vuelta de "puritanos e inquisidores"

madrid

| 21.02.2015 - 11:52 h
REDACCIÓN

El próximo candidato de IU a las elecciones generales, Alberto Garzón, ha dejado claro que los portavoces de Madrid, Gregorio Gordo y Ángel Pérez, están "fuera" de la organización, aunque recurran esta medida, como ayer decidió la Presidencia federal, una decisión "jurídica y política".

Garzón, que hoy será ratificado candidato en el Consejo Político que celebra IU, ha insistido a los periodistas en que la decisión adoptada ayer no es "una opinión suya" sino una resolución federal y por mucho que ellos lo recurran, como anunciaron ayer, la formación no les reconoce ya como suyos.

Espera, eso sí, que la dirección regional -que según Gordo y Pérez es la única competente para echarles- acate esta medida, pero en cualquier caso ha insistido en que ya no están en IU.

La Presidencia decidió ayer expulsarles por una falta muy grave al desoír las resoluciones anteriores de la dirección de IU para que abandonaran sus cargos como portavoces de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid por considerarles responsables políticos del escándalo de Caja Madrid y de las tarjetas opacas.

El Consejo Político aprobará también esta mañana su estrategia de convergencia, que, según se acordó hace una semana, deja la puerta abierta a la posibilidad de concurrir con un proyecto de unidad popular, a lo que se opone la dirección madrileña que solo acepta converger en una coalición sin perder sus siglas. En este aspecto, la dirección regional también está en contra del criterio de su candidato al Ayuntamiento, Mauricio Valiente.

Pero Garzón no espera otra cosa que la federación madrileña acate lo que salga hoy del cónclave y no se oponga a la posibilidad de concurrir con otras fuerzas para desalojar al PP y "transformar" la sociedad.

"No concibo que una dirección se ponga en contra de los militantes, ni en Madrid ni en ningún sitio", ha dicho, y por eso no contempla que se produzca una ruptura en la federación autonómica, porque en este momento -ha subrayado- "hay que poner IU a la altura de la política".

Las elecciones autonómicas y municipales están a la vuelta de la esquina, ha dicho, y lo que hay que hacer es política y no enredarse en el tema de las siglas porque el hecho de concurrir en una candidatura de unidad popular no significa perder autonomía, "aunque la papeleta no lleve el logo de IU".

LLAMAZARES ARREMETE CONTRA LA DIRECCION DE IU

El diputado de IU y líder de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, arremetió ayer en la reunión de la Presidencia Federal de IU que votó la expulsión de los portavoces en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid, Angel Pérez y Gregorio Gordo, contra la "prepotencia" de la organización por un "juicio de honor", al no haber ni imputación ni acusación, lo que le lleva a pensar que han vuelto "los tiempos de puritanos e inquisidores", que "no de la política".

Pérez y Gordo fueron expulsados ayer en una reunión en la que se contabilizaron 31 votos a favor y dos abstenciones. No hubo votos en contra ya que un nutrido grupo de miembros de la Presidencia, entre ellos los de la corriente Izquierda Abierta, no participaron por no reconocer la legitimidad del proceso.

Llamazares tuvo una dura intervención en la Presidencial Federal en la que, como ha podido saber Europa Press, arremetió contra una iniciativa que "suplanta las competencias ineludibles de las federaciones", en este caso la madrileña. Eso le llevó a preguntarse si en la organización no quedaba "ni un poco de prudencia", como se habría demostrado si el proceso hubiera derivado en sanción --con la que tampoco estaba de acuerdo-- pero nunca en expulsión.

"No somos prudentes, cuando un valor fundamental de la política clásica es la prudencia. Somos prepotentes y tomamos una medida a pesar d que se nos vuelva en contra, no de la instructora, no de la dirección, en contra de la organización", vaticinó.

El diputado no dudó en señalar que con la expulsión se juega con el honor de Pérez y Gordo y basándose en "un contenido falso" ya que la única responsabilidad política que se ha contemplado siempre en IU es la que se ha "autoimpuesto y consensuado" en la organización de la mano del código ético.

"RESPONSABILIDAD POLITICA TENIA TODO EL MUNDO"

Dicho código establece que se asumen responsabilidades no sólo desde la imputación, sino de la mera acusación, pero en el caso de los dos madrileños "no hay ni imputación ni acusación, ni siquiera apertura de juicio. Nada de nada, basta sólo con decir que se tuvo responsabilidad política". Eso le lleva a pensar que empezaron por Pérez y Gordo y "continuará con el resto de los que entonces tenían algún tipo de responsabilidad política pero responsabilidad política tenía todo el mundo".

Otra cosa es "responsabilidad", a secas, que en el caso de las tarjetas 'black' "la tenían algunos compañeros que fueron expulsados de la organización. "Solamente somos nosotros los que estamos lanzado a la población que tenemos un problema de corrupción en nuestro seno, que el problema de la corrupción no fueron unos compañeros, que es la organización, y eso es inaceptable". Para Llamazares es como "lanzar una mancha de aceite contra IU y además de manera perpetua".

"Si no hay una cuestión de responsabilidad política lo que hay es un juicio de honor, como los que hacían los militares del siglo XIX y esto no es propio de una fuerza política seria. Era cuando se rasgaba el traje y se arrancaban las condecoraciones. Me parece un despropósito. Creo que nos hemos sumado al tiempo de los puritanos y de los inquisidores y ese no es el tiempo de la política", zanjó.