Garrido: "Cordish puede ejercer cualquier derecho que considere oportuno"

La Comunidad cambiará la ley para que los Centros Integrados de Desarrollo se levanten en suelo público

No se trata de "cerrar puertas" a nadie

El Gobierno está absolutamente tranquilo en que la decisión se ha tomado conforme a la legalidad, asegura Garrido

La oposición critica la "opacidad" con la que la Comunidad ha gestionado el proyecto de Cordish

madrid

| 25.07.2017 - 13:40 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid quiere modificar la Ley del Suelo para que los Centros Integrados de Desarrollo como el que quiere edificar Cordish en Torres de la Alameda deban levantarse en suelo publico o en terreno que no requiera modificar sus usos, y que el promotor deba contribuir a costear las infraestructuras que sean necesarias. Según ha explicado el portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, en rueda de prensa, el Consejo de Gobierno ha analizado hoy la conveniencia de modificar algunos artículos de la actual Ley de Medidas de Política Territorial, Suelo y Urbanismo en este sentido.

El objetivo es que los Centros Integrados de Desarrollo solo puedan llevarse a cabo en suelos de titularidad pública o en terrenos que no requieran recalificación de los usos, ya que entienden que así se garantiza el interés general de estos proyectos, que se instalarán en ubicaciones "racionales" al utilizar suelos públicos ya previstos para ser desarrollados.

Además, el Gobierno quiere introducir una nueva regulación que, entre otros aspectos, permita a la Administración determinar qué infraestructuras son necesarias y su ubicación, y que se garantice su ejecución exigiendo al adjudicatario que asuma los costes, bien directamente o bien a través de convenios.

De esta manera al construirse en terrenos públicos se garantizará "un retorno del coste de los terrenos, que revertirá directamente en los ciudadanos", o bien se levantarán en terrenos ya habilitados para ese uso que no requieran una recalificación.

Garrido ha recalcado que estas modificaciones llevarán su tiempo, por lo que no sabe si afectarán al proyecto de la empresa Cordish para construir un complejo de ocio en Torres de la Alameda, proyecto que la Comunidad ha rechazado ya dos veces al entender que no se ajusta a las exigencias necesarias para ser considerado un Centro Integrado de Desarrollo.

No se trata, ha dicho, de "cerrar puertas" a nadie, "al contrario, siempre tenemos las puertas abiertas a cualquier inversión que redunde en beneficio de los ciudadanos" y que genere puestos de trabajo, pero han de hacerse "siempre garantizando el interés de los madrileños".

Ante el anuncio de Cordish de emprender medidas legales contra la Comunidad por su negativa al proyecto, Garrido ha remarcado que el rechazo se hizo "conforme a la legalidad", porque se atendió a las recomendaciones de informes que realizaron diferentes Direcciones Generales y también una consultoría externa "a la que se pidió un informe adicional".

"Cordish puede ejercer cualquier derecho que considere oportuno, pero el Gobierno está absolutamente tranquilo en que la decisión se ha tomado conforme a la legalidad. Una decisión contraria a todos los informes sí que pudiera haber sido algo contrario a la legalidad, y no estamos dispuestos a eso", ha añadido el consejero y portavoz.

LA OPOSICIÓN CRITICA LA OPACIDAD DE LA NEGOCIACIÓN

Los grupos parlamentarios de la oposición en la Asamblea de Madrid han criticado este martes la "opacidad" con la que la Comunidad de Madrid ha rechazado tramitar el proyecto de Cordish como Centro Integrado de Desarrollo (CID). PSOE, Ciudadanos y Podemos han considerado que el Gobierno autonómico ha gestionado con "opacidad desde el comienzo hasta el final" todos los trámites que ha mantenido con Cordish.

El portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha señalado a Europa Press la "opacidad" del equipo de Gobierno. "Ha sido total en torno al proyecto de Cordish", ha manifestado, al tiempo que ha defendido que su formación quiere "una Comunidad atractiva y abierta a la inversión, no que espante a los inversores". En ese sentido, Aguado ha esperado que el Ejecutivo agote "todas las vías de negociación existentes y que no cierre la puerta a quienes buscan generar riqueza y puestos de trabajo" en Madrid.

También se ha pronunciado la portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, quien ha valorado "muy positivamente" la segunda negativa de la Comunidad. "El proceso de deliberación de la oferta ha sido muy opaco y no se ha contado con la oposición, ni se nos ha indicado el contenido de los informes de evaluación de las consejerías", ha criticado la portavoz, que aun así sí ha entendido que el resultado es "positivo". "Siempre hemos dicho que la Comunidad necesita un modelo de turismo muy diferente al que planteaba Cordish, ya que el proyecto iba a ser medioambientalmente desastroso y que culturalmente no aporta absolutamente nada al desarrollo de nuestra sociedad", ha destacado.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista han indicado a Europa Press que los populares no han contactado con el resto de Grupos "ni durante el primer rechazo a Cordish, ni durante el segundo", y han recordado que su postura era dar la bienvenida a todo proyecto que "genere empleo" pero dentro de un marco normativo.