Garrido defiende el rechazo al proyecto de Cordish: "Simplemente no encaja"

"Queremos inversión extranjera, pero tenemos que hacerlo bien"

"Estamos consiguiendo algo que no parecía sencillo: lograr muchos acuerdos"

Ángel Garrido

madrid

| 01.04.2017 - 18:11 h
Más sobre: CordishSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

El consejero madrileño de Presidencia y Justicia, Ángel Garrido, ha defendido la decisión de los técnicos de la Comunidad que han rechazado el proyecto Live Resort de Cordish asegurando que no se ha debido a razones subjetivas sino a que incumple los requisitos. "Simplemente, no encaja".

Así lo ha asegurado en una entrevista con Efe, en la que sostiene que el Gobierno regional no se siente engañado por la empresa norteamericana, que anunció un gran centro de ocio en Torres de la Alameda y pidió que se tramitase como centro integrado de desarrollo (CID) -lo que implica ventajas-, aunque luego presentó un proyecto que sólo garantizaba la construcción de la almendra central, dejando el resto del proyecto a expensas del éxito de esa primera fase.

"En absoluto nos sentimos engañados; simplemente una empresa presenta un proyecto, se examina, y se decide con criterios técnicos si encaja o no. Y si no encaja, no pasa nada", sostiene, tras asegurar que se trata de un caso distinto al de Eurovegas.

"En general los madrileños aplauden que vengan inversiones de cualquier naturaleza, y un centro de ocio creo que a todo el mundo le parece bien, pero tenemos que velar por los madrileños", insiste, por lo que no se puede dar licencia a un proyecto del que no hay garantía de que se vaya a terminar o que suponga para la región un "quebranto" de sus arcas públicas. "Queremos inversión extranjera, pero tenemos que hacerlo bien".

Con todo, dice entender que tal vez los alcaldes de la zona donde se iba a levantar el proyecto puedan sentir "cierta desilusión", pero lo más probable es que ahora estén "tranquilos", sabiendo que la decisión se ha tomado velando por los intereses de los madrileños y de los municipios implicados.

Garrido recuerda al promotor de Live Resort que, si quiere, puede hacer su inversión "de forma tradicional, como tantas que se producen en Madrid".

Cerca ya de llegar al ecuador de la legislatura, Garrido hace un balance "muy positivo" del "elevadísimo grado de cumplimiento" del programa electoral de Cifuentes y del acuerdo de investidura con Ciudadanos, "por encima del 90 %" de las iniciativas realizadas o en vías de ello.

Un Gobierno que "se ha demostrado cercano, transparente, y de carácter social", a pesar de que le ha tocado gestionar una situación doblemente "complicada", en un periodo en el que aún no se nota la recuperación de la crisis y en la que el PP, por primera vez en muchos años, no tiene mayoría absoluta.

"Hemos hecho de la necesidad virtud y estamos consiguiendo algo que no parecía sencillo: lograr muchos acuerdos", dice, y asegura que muchas cosas se aprueban con gran consenso, "como la elección del director general de Telemadrid por dos tercios de la Asamblea".

"Se gobierna con dificultad, no hay todo el presupuesto que se quiere y no tienes las mayorías que permitan hacerlo solo, pero incluso con esos condicionantes las cosas están saliendo bien", resume.

Ese consenso es el que Garrido espera que se pueda alcanzar en materia de Justicia, que en Madrid y en toda España "ha sido un poco el patito feo de los servicios públicos", algo que desde su Consejería quiere revertir durante esta legislatura, sabiendo que la empresa es ardua y el presupuesto limitado.

Por eso el primer año se dedicó a dotar de mayores medios económicos a la justicia gratuita, el segundo año a contratar más de 800 interinos (el 10 % de todo el personal de Justicia) para reforzar la plantilla, y este año se va a centrar en mejorar las infraestructuras.

"Entiendo las quejas, había situaciones que no eran tolerables", admite, y pro eso se van a invertir 7,5 millones sólo para reparaciones, para que los edificios "sean espacios dignos para trabajar y para atender a los ciudadanos".