Ruiz Gallardón propone a las empresas plantar árboles para compensar emisiones de CO2

"Madrid Compensa", nuevo programa del Ayuntamiento para reducir los efectos contaminantes

madrid

| 02.11.2010 - Actualizado: 14:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

"Madrid Compensa" es el nuevo proyecto que emprende el Ayuntamiento de Madrid para reducir los efectos contaminantes en la ciudad. Se trata de un mecanismo por el que, voluntariamente, todas las empresas pueden a partir de hoy, aportar dinero para plantar árboles como compensación por las emisiones contaminantes que producen, tanto si se trata de una contaminación puntual como la celebración de un evento determinado, o por su actividad empresarial habitual.

El Ayuntamiento de Madrid propone a las empresas radicadas en la ciudad plantar árboles para compensar sus emisiones de dióxido de carbono (CO2), producidas, por ejemplo, por su flota de vehículos o sus oficinas, y colaborar así en la lucha contra el cambio climático. Se trata del proyecto "Madrid Compensa", presentado este martes por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y su delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, que han destacado que esta iniciativa no pretende buscar financiación alternativa para la plantación de árboles en la capital sino ampliar las plantaciones ya comprometidas.

Aunque las empresas se adherirán a este programa de forma voluntaria, el coste de la compensación de sus emisiones está establecido de antemano de acuerdo a una fórmula exacta.

Con ese dinero, el Ayuntamiento plantará tres especies de árboles, -pino piñonero, pino carrasco y encina-, que no sustituirán a las plantaciones programadas por el área de Medio Ambiente.

En toda plantación la primera tonelada de CO2 se compensará con cuatro ejemplares de pino piñonero de 125 a 150 centímetros de altura por importe de 58 euros y el resto serán compensadas con plantaciones mixtas de seis ejemplares de pino piñonero, pino carrasco y encina de 20 a 30 centímetros de altura, con un coste de 18 euros por tonelada. De esta forma, el coste para compensar 100 toneladas de dióxido de carbono será de 1.840 euros.

Los árboles serán plantados por el Ayuntamiento en las épocas adecuadas del año y principalmente en tres zonas: la Casa de Campo, las riberas del río Manzanares y las áreas forestales del Ensanche de Vallecas.

Una vez plantados, el mantenimiento de los árboles corresponderá también al Ayuntamiento, que, como ha destacado el alcalde, ha colocado desde 2003 en todo el término municipal un total de 925.000 ejemplares de numerosas especies.

Botella ha dicho que, "aunque a lo mejor no lo parezca, este proyecto ha tenido un largo proceso de maduración" y ha explicado que ha partido del Foro Proclima, una plataforma impulsada por el Gobierno municipal y constituida por 45 empresas de diferentes sectores (constructoras, entidades financieras, de alimentación, de motor, hostelería, comunicaciones y energía, entre otros).

Las empresas que se adhieran a "Madrid compensa" podrán utilizar el logotipo de este proyecto en el material promocional de la actividad cuyas emisiones hayan compensado, siempre indicando la cantidad y el porcentaje de emisiones que se han cubierto de esta forma.

Ruiz-Gallardón ha indicado que Madrid ha reducido un 4,2 por ciento sus emisiones de CO2 en los últimos siete años hasta situarlas en 4,6 toneladas por habitante y año, frente a la media de 5,5 toneladas de las ciudades españolas de más de 150.000 habitantes.

Este proyecto no ha sido bien recibido por todos y, por ejemplo, la Coordinadora Verde ha señalado en un comunicado que "plantar árboles en la ciudad es sin duda una medida positiva, aunque más sensato habría sido evitar la tala de 20.000 árboles con motivo de las obras para la ampliación de la autopista urbana denominada eufemísticamente 'Calle 30'", en referencia a la M-30.