Gallardón implantará el modelo de gestión integral del Juan Carlos I en todos los parques

Permitirá que los ciudadanos lleven sus restos de poda a la planta de compostaje de Migas Calientes de forma gratuita

madrid

| 12.04.2011 - 13:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El alcalde de Madrid y candidato 'popular' a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado este martes que en su programa electoral incluirá la propuesta de implantar en todos los parques de la capital el modelo de gestión integral que ya funciona en el Juan Carlos I. En un acto de precampaña celebrado en la planta de compostaje de Migas Calientes, el primer edil ha anunciado su "intención de seguir avanzando" en materia de gestión medioambiental y de "implantar el sistema de gestión sostenible" del parque Juan Carlos I en "todos los parques" de la capital.

Según ha puntualizado un portavoz del área de Medio Ambiente a Europa Press, este modelo supone que el director de cada parque pueda gestionar "de forma directa" todos los elementos que conforman un parque: desde la jardinería al mantenimiento del mobiliario urbano o el alumbrado, el agua o las zonas infantiles y de mayores.

Esta gestión integral permite "optimizar los recursos, ser más eficientes y, de esta manera, ahorrar energética, económica y medioambientalmente" al permitir una gestión más ágil y personalizada para cada caso de todos los servicios y necesidades de cada parque.

Además, las mismas fuentes han señalado que precisamente este modelo ha permitido que el parque Juan Carlos I haya obtenido la certificación ambiental Emas, que acredita que este espacio verde "se gestiona de forma eficiente".

USO DE LA PLANTA DE COMPOSTAJE DE MIGAS CALIENTES

Por otra parte, Gallardón también ha anunciado su intención de incluir en el programa con el que concurrirá a las elecciones del próximo 22 de mayo una propuesta para permitir a los madrileños llevar los restos de poda de espacios privados a la planta de compostaje de Migas Calientes.

Así, sin tener que pagar ningún tipo de canon, los ciudadanos con jardines o las urbanizaciones y comunidades de vecinos que tienen alguna zona verde privada podrán deshacerse de los restos de las podas de forma gratuita y contribuyendo, a la vez, a "incrementar los recursos para mantener las zonas verdes" de la ciudad. Y es que en la planta de Migas Calientes los restos vegetales de las casi 6.000 hectáreas de zonas verdes públicas de la capital son transformadas, mediante un proceso de triturado y posterior fermentado, en compost para abonar y en mulch para acolchar.

BALANCE DE 8 AÑOS

En el mismo acto, Gallardón ha hecho también balance de su gestión en materia medioambiental durante los últimos ocho años, y ha asegurado que en las dos últimas legislaturas se han plantado un millón de árboles, con una media de 342 ejemplares diarios, lo que supone "42 veces los ejemplares que hay en El Retiro" y que "compensarán 160.000 toneladas de gases contaminantes en los próximos 25 años".

Además, en este tiempo también se han creado 1.200 nuevas hectáreas de zonas verdes, equivalentes a diez parques de El Retiro, destacando algunas zonas verdes como Valdebebas (170 hectáreas y 300.000 árboles), la Cuña Verde de O'Donnell (41 hectáreas y 7.000 árboles) o el Río (120 hectáreas y 33.000 árboles), que además ha creado un corredor ambiental y ha permitido unir la ciudad con la Casa de Campo, donde también se han plantado 25.000 árboles.

Así, ha asegurado que "el 83 por ciento de los ciudadanos ha manifestado su satisfacción por el estado y la extensión de las zonas verdes en la ciudad", según la última encuesta municipal al respecto.

En cuanto a las infraestructuras, en los ocho años que Gallardón lleva al frente de la Alcaldía se han invertido 1.200 millones de euros que han permitido construir 34 estanques de tormentas y 36 kilómetros de colectores, así como 150 kilómetros de la red de agua regenerada (el 75 por ciento de lo previsto), que será "la más grande de Europa", según el primer edil.

Con estas inversiones, la capital "ha multiplicado por seis su capacidad de ahorro de agua potable" hasta alcanzar los seis millones de metros cúbicos, que servirían para abastecer una población de unos 80.000 habitantes durante un año.

A renglón seguido, ha subrayado que estas inversiones han permitido a la capital ser "solidaria" tanto con el resto de España como con Portugal, ya que la nueva red ha atajado "la contaminación que antes arrastraba el Manzanares hasta el Jarama, y éste hasta el Tajo castigaba a todas las ciudades por donde transcurren los ríos hasta el mar".

CONTAMINACION

Por otra parte, el Gobierno municipal también ha implementado medidas para luchar contra la contaminación acústica y ambiental. En el primer caso, Gallardón ha destacado el "esfuerzo extraordinario" realizado para luchar contra el ruido del tráfico con medidas como el cambio de la flota municipal y dependiente del Ayuntamiento, sobre todo por la noche, o como el soterramiento de la M-30.

Asimismo, también ha recordado que "se ha actuado contra otros elementos" generadores de ruido como el ocio nocturno, "una seña de identidad y fuente formidable de riqueza que agrede sin embargo al derecho al descanso", con iniciativas como las patrullas conjuntas o la nueva ordenanza, que permite sancionar por ruido generado en botellones.

En cuanto a la contaminación atmosférica, el regidor ha asegurado que ha "descendido la media anual de todos los contaminantes", poniendo como ejemplos el dióxido de carbono (CO2), que ha bajado un 11 por ciento; las partículas PM10, un 14 por ciento; las PM2,5, un 25 por ciento; el dióxido de azufre (SO2), un 16,6 por ciento; el benceno, un 36,2 por ciento; o el monóxido de carbono, un 42 por ciento.

No ha hecho referencia, sin embargo, al dióxido de nitrógeno (NO2), que aún no se encuentra dentro de los límites máximos marcados por la Unión Europea, si bien ha asegurado que "hay que seguir" por el mismo camino "hasta alcanzar el nivel de excelencia para que Madrid sea un referente en calidad del aire".

En alusión a las críticas que le granjeó la presencia de una boina de contaminación hace unas semanas, el primer edil ha dicho que "los efectos visuales no siempre coinciden con los datos reales" sobre los niveles de polución, y ha defendido que las mediciones son "reveladoras de que éste es el camino".

Asimismo, ha defendido la "enorme transparencia" de la que hace gala el Consistorio en esta materia, recordando que su equipo ha puesto en marcha aplicaciones para móvil con información en tiempo real sobre la contaminación, disponible también en Internet o en las pantallas que hay en la plaza de Colón.

Con estos datos, el primer edil ha asegurado que mantendrá su "compromiso irrenunciable" con el medio ambiente para "generar un legado" para las generaciones futuras, las verdaderas "propietarias" del patrimonio verde.