Gallardón asegura que el gobierno de Zapatero está haciendo campaña contra el ayuntamiento de Madrid

madrid

| 03.02.2011 - 13:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Alberto Ruíz Gallardón asegura que el gobierno de Zapatero está haciendo campaña contra el ayuntamiento de Madrid. Así interpreta la negativa a refinanciar la deuda de los últimos meses, y la más reciente polémica, con la ministra de Medio Ambiente, por los niveles de contaminación de la ciudad. Ha indicado que por eso "lanzó" a la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, contra el Consistorio esta semana, cuando criticó la situación del aire en la capital y pidió medidas el Gobierno local.

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil ha acusado asimismo al Ejecutivo central de varios incumplimientos en materia medioambiental, como el no poner en marcha algunos programas previstos en la normativa comunitaria para luchar contra la contaminación, y ha vuelto a insistir en que la política de subvenciones a los vehículos diésel es equivocada porque provoca un incremento del dióxido de nitrógeno (NO2), precisamente la sustancia que supera los niveles máximos permitidos.

"Antes nos lanzó a la ministra de Economía, ahora nos lanza a la ministra de Medio Ambiente y no sabemos cuál va a ser el próximo miembro del Gobierno que va a entrar en campaña", ha dicho Gallardón, que ha considerado esta política como "equivocada", porque "utilizando como elementos electorales a los miembros del Gobierno no le están haciendo un favor al señor Lissavetzky", candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid.

Concretamente sobre la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, que esta semana ha criticado al Ayuntamiento por cambiar las estaciones de medición de la contaminación para reducir los datos negativos, ha dicho que no quería ser "cruel" ofreciendo los datos de Córdoba cuando ella era alcaldesa.

Sí ha comentado que no le parece razonable que Aguilar "desautorice a su predecesora" y "se produzca una división interna" en su departamento, en referencia al informe favorable que el Ministerio emitió el 18 de mayo de 2009, siendo ministra Elena Espinosa, a la propuesta del Ayuntamiento de Madrid para adaptar la red de medición a la directiva europea en esta materia.

Ruiz-Gallardón ha asegurado que Madrid tiene en la actualidad "la mejor calidad del aire que ha tenido en toda su historia" desde que existen mediciones y lo ha achacado a la "serie de medidas extraordinariamente importante" que ha adoptado el Ayuntamiento, desde la ampliación del Metro al soterramiento de parte de la M-30, pasando por la ampliación del SER y la peatonalización de nuevos zonas.

"Tenemos las medidas adecuadas para poder combatir la contaminación y somos una de las ciudades que mejores resultados tenemos en la lucha contra la contaminación", ha dicho el alcalde, que ha insistido en que no establecerá un peaje para la entrada de vehículos a la ciudad -como el de Londres- porque generaría más desempleo.

En cambio, ha recordado que Madrid dispone de una normativa que faculta al Ayuntamiento para establecer medidas que limiten la circulación de vehículos, e incluso su acceso a la ciudad, en supuestos de una gran contaminación.

Gracias a las medidas municipales, ha indicado, Madrid sólo incumple los parámetros de contaminación establecidos por la normativa europea para el dióxido de nitrógeno (NO2), para el que el Ayuntamiento solicitará una moratoria que le permita cumplirlo en 2015, mientras ha reducido en siete años un 42% los niveles de CO2, un 36% los de benzeno, un 29,4 los de Partículas PM2,5, un 18% los de dióxido de azufre (SO2) y un 15% los partículas PM10.

Sin embargo, considera que las ciudades tienen "un problema grave con la legislación estatal" y que, en concreto Madrid, necesita además "una colaboración que en estos momentos no se produce por parte del Gobierno de España".

Ha señalado que, entre otras cosas, el Gobierno "no ha aprobado la Ley de Movilidad Sostenible, que está ordenada en una disposición transitoria en la Ley de Calidad del Aire, y no ha creado el sistema de vigilancia y prevención de la contaminación.

A eso se suma, según Gallardón, que las políticas fiscales del Gobierno favorecen la compra de vehículos diésel -un 75% en Madrid- a través del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos y el de Matriculación.

En este sentido ha opinado que "el Gobierno está antiguo porque sigue pensando únicamente en la contaminación por CO2, que cumplen la mayoría de las ciudades, y favorece fiscalmente la emisión de NO2".

Ruiz-Gallardón ha aclarado que no es partidario de retirar subvenciones sino de dar incentivos a los vehículos menos contaminantes que los diésel.

En este sentido, el alcalde de Madrid ha afirmado estar "absolutamente convencido" de que la canciller alemana, Angela Merkel, será "más solidaria" con el Gobierno de España de lo que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, lo ha sido para con los ayuntamientos con respecto a la deuda.

Preguntado durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno sobre la propuesta que Merkel planteará al Ejecutivo central acerca de controlar la deuda del Estado y las comunidades autónomas, Gallardón ha apuntado que "si Merkel le hiciera a Zapatero aplicarse a sí mismo las restricciones de refinanciación de deuda que (él) ha aplicado a los ayuntamientos, mañana no podría pagar la nómina de los funcionarios del Estado".

Y es que el Gobierno de Zapatero ha prohibido a las corporaciones locales aumentar su stock de deuda este ejercicio, o si quiera refinanciar los créditos que les vencían este año, una decisión que ha motivado reiteradas quejas por parte de Gallardón.

En cualquier caso, el primer edil se ha declarado "absolutamente convencido" de que "la UE y Merkel serán más solidarios con el Gobierno de España de lo que éste ha sido con sus propios ayuntamientos".