Gallardón acude a votar acompañado por su mujer y tres de sus hijos

Elecciones 2011 Ayuntamiento

| 22.05.2011 - 11:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El alcalde de Madrid y candidato 'popular' a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, ha acudido este domingo a votar al colegio Pi i Margall del distrito Centro acompañado por su mujer, Mar Utrera, y por tres de sus hijos.

A las 10.55 horas, el alcalde ha aparecido en la plaza del Dos de Mayo acompañado por su familia casi al completo --su cuarto hijo era vocal suplente en una de las mesas electorales por lo que, tras presentarse a las 8 horas y comprobar que no era necesaria su presencia ha votado y regresado a casa a dormir--.

Tras saludar a la prensa y a algún vecino que quería hacerse una foto con el primer edil, la familia Gallardón-Utrera ha entrado en el colegio electoral Pi i Margall, donde estaba la mesa U de la sección 88, en la que les corresponde emitir el voto.

Ésta es la primera vez que el alcalde vota en este colegio, ya que su centro electoral habitual (el colegio San Mateo) se encuentra en obras, por lo que parte de los ciudadanos adscritos al mismo han sido cambiados. Curiosamente, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, también vota en este colegio, si bien en este caso lo ha hecho una media hora antes que su compañero de partido.

La anécdota se ha producido cuando Gallardón ha llegado hasta la mesa electoral y entonces se ha dado cuenta de que no había cogido las papeletas, por lo que ha tenido que regresar al atrio del colegio a por el sobre salmón (de la Asamblea de Madrid) y el blanco (del Ayuntamiento de la capital).

Tras esperar a que terminara de votar una señora que, ajena a la nube de periodistas que se arremolinaba en torno a la mesa se ha puesto a saludar a una vecina que estaba actuando como vocal, Mar Utrera, que sí traía su voto preparado, ha sido la primera en emitir el voto, aunque ha tenido ciertas dificultades para introducir el sobre del Consistorio en la urna.

Después le ha tocado el turno a Gallardón, quien tras mostrar su DNI ha preferido entregar los sobres a la presidenta de la mesa para que ella los introdujese en la urna, a pesar de que ya es posible que cada ciudadano realice ese trámite por sí mismo.

A pesar del temor a que miembros del movimiento 15M pudiesen hacer acto de presencia en el colegio electoral y causar algún problema, Gallardón ha votado con total tranquilidad y, al terminar, ha saludado a los miembros del resto de las mesas electorales de su aula y se ha fotografiado con algunos vecinos.

Eso sí, todo el barrio de Malasaña se encontraba 'sembrado' de parejas de agentes de la Policía Nacional velando por que se mantuviese la seguridad durante el día de las elecciones municipales y autonómicas.

LA FIESTA DE LA DEMOCRACIA

"La democracia es algo que se tiene que construir todos los días, no solamente una vez cada cuatro años, aunque es una vez cada cuatro años cuando los ciudadanos ejercemos el acto supremo del sistema democrático, aquél que nos recuerda que somos soberanos, que vivimos en una democracia, que es ejercer el derecho al voto", ha recordado el candidato 'popular' a las puertas del colegio.

Así, ha reiterado que "hoy es un día importantísimo" en el que "los madrileños tienen que acudir a las urnas" para "decir democráticamente, responsablemente", qué es lo que quieren.

"Es una gran fiesta para la ciudad que podamos vivir en democracia, elegir a nuestros gobiernos locales y autonómicos. Y espero que hoy seamos muchos, muchos, cientos de miles, los madrileños que digamos con nuestro voto, desde el ejercicio de nuestra democracia, qué es lo que queremos para nuestro futuro", ha zanjado.

Tras dirigir estas palabras a la prensa, Gallardón se ha alejado del colegio dispuesto a cumplir, como en cada convocatoria, con la tradición de ir a tomar un café a una céntrica cafetería con su familia y colaboradores más cercanos, así como de firmar una fotografía para un miembro de la familia de su jefe de campaña, Manuel Cobo, en este caso para la nieta que está a punto de nacer.