Gallardón achaca a la crisis para justificar la perdida de 120.000 votos

Convoca a Lissavetzky, Pérez y Ortega para organizar la nueva configuración municipal

madrid

| 24.05.2011 - 14:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El alcalde de Madrid en funciones y aspirante a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, ha recurrido hoy a los efectos de la crisis para explicar la perdida de 120.000 votos en las elecciones del pasado 22-M respecto a las municipales de 2007.

Ruiz-Gallardón ha comparecido en rueda de prensa para valorar los resultados de las elecciones del domingo y, aunque desde el principio ha dejado que fuera su vicealcalde y director de campaña, Manuel Cobo, quien argumentara las causas de ese descenso, al final no ha podido evitar entrar en el asunto.

Después de tres preguntas sobre el tema ha acabado por admitir: "hay que ver en qué circunstancias hemos gobernado estos cuatro años, cuáles han sido las consecuencias de la crisis económica, que no han sido iguales para todas las administraciones públicas, y lo que eso ha supuesto".

En este sentido ha sido contundente, en realidad más que Cobo, al hablar del "hachazo presupuestario" de más de 1.000 millones que tuvo que aprobar a mitad de legislatura para ajustar las cuentas municipales a la pérdida de ingresos derivada de la crisis y que, "como es lógico y normal -ha dicho- afecta a muchos ciudadanos".

En todo caso, ha querido situar esa pérdida de apoyo electoral en el nuevo contexto político municipal al argumentar que se ha tratado más de "enmiendas parciales" a su gestión que de "una enmienda a la totalidad", ya que "esos votos no han ido a quien identificaba una alternativa de Gobierno, es decir, al Partido Socialista, sino a otras opciones", sobre todo a UPyD, sin cuya entrada "no se explica todo lo demás".

Antes, Cobo había abierto la comparecencia con la afirmación de que "hay una crisis muy fuerte, muy grave, que genera que desde el Gobierno se adopten medidas" que, aunque "son las que debe tomar un gobierno responsable", pueden producir ese descenso de votos, lo que había permitido a Gallardón centrarse en que ésta ha sido la quinta mayoría absoluta consecutiva que le otorga un electorado sociológicamente progresista.

Manuel Cobo ha destacado también que el PP obtuvo en las municipales de 2007 el "mejor resultado histórico" que nadie ha conseguido nunca en cualquier tipo de elecciones en Madrid, por lo que el número de apoyos en los comicios de este domingo se están comparando "con el récord mundial de resultados de elecciones en Madrid".

Por otra parte, Gallardón ha alabado el "trabajo estupendo en la gestión y en la campaña" que ha hecho la presidenta del PP de Madrid y aspirante a la reelección, Esperanza Aguirre, que "se ha ganado el aprecio y la simpatía de muchísimos madrileños".

Algo que además ha considerado "una buena noticia en todos los sentidos, no sólo en las urnas autonómicas sino también en las municipales".

NUEVA CORPORACION

El reelegido alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha convocado para el próximo martes a los cabeza de lista de las otras tres candidaturas que han conseguido representación municipal --Jaime Lissavetzky (PSOE), Angel Pérez (IU) y David Ortega (UPyD)-- a una reunión a la que también asistirá el vicealcalde, Manuel Cobo, para organizar la nueva configuración municipal.

Según ha explicado en una rueda de prensa celebrada este martes, la entrada de una cuarta formación política en la Corporación, tras "muchos años" desde la salida de CDS, supone nuevas "necesidades de adecuación logística en todos los sentidos", desde la asignación de espacio al nuevo Grupo Municipal hasta la ubicación en el Salón de Plenos (en el actual y en el del Palacio de Cibeles, que se estrenará en los próximos meses).

Además, los grupos también tienen que estudiar posibles cambios reglamentarios y de funcionamiento sobre las intervenciones en los plenos y en las comisiones que "incluyen variaciones".

Por todo ello, Gallardón ha convocado para los próximos días este encuentro, que será de carácter "logístico, no político", y en el que también se aprovechará para "tratar la preparación del pleno constitutivo" de la nueva Corporación municipal, que tendrá lugar el sábado 11 de junio a las 11 horas.

NUEVA LEGISLATURA

Preguntado el primer edil por la próxima legislatura, ha señalado que su "proyecto estrella" será la "contribución a desarrollar las condiciones de competición necesarias que permitan" que la ciudad genere 150.000 nuevos puestos de trabajo.

"Simultáneamente, y con limitaciones presupuestarias, seguiremos con las políticas que nos hemos marcado y con los objetivos que hemos comprometido: cumpliremos los índices de calidad del aire en los plazos marcados por la UE y, para eso, habrá una recuperación progresiva del espacio de la ciudad para el peatón y continuaremos con las políticas de equilibrio. Y, sean cuales sean las dificultades económicas, no recortaremos los servicios sociales", ha resumido.

Así, ha afirmado que los dos criterios clave de este nuevo mandato serán la "austeridad" y la "eficiencia". Por ello, tras rechazar la posibilidad de hacer un nuevo recorte como el de mil millones de euros que anunció hace un año --"Eso sólo se hace una vez en la vida política", ha dicho--, ha dejado la puerta abierta a otros cambios.

En concreto, ha apuntado que "la línea será la de incrementar la austeridad, que ya se practica de forma muy importante y que se hará de forma más intensa y, sin que esto signifique ningún compromiso, sería razonable que se tradujera también en la estructura administrativa del Ayuntamiento, siempre en la línea de reducción".

"Eso podría dar lugar a una reordenación que, en este acaso, sería más buscando aumentar la eficiencia en función de la experiencia de las dos últimas legislaturas. Pero austeridad y eficiencia serán los criterios que marquen el organigrama del próximo gobierno de Madrid", ha zanjado.