Gabilondo se compromete a buscar soluciones justas pero no a cualquier precio

madrid

| 12.04.2015 - Actualizado: 15:20 h
REDACCIÓN

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, se ha comprometido hoy, "sin ninguna arrogancia, con sencillez y contundencia", a encontrar "conjuntamente" soluciones "justas" pero "no de cualquier manera ni a cualquier precio ni con cualquier víctima".

En el acto de clausura de la Conferencia Municipal del PSOE, en el que han participado la secretaria federal de Política Municipal, Adriana Lastra y el expresidente del Gobierno, Felipe González, y que ha cerrado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ante la presencia del también expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, Gabilondo ha apostado por soluciones "justas" para "todos".

Gabilondo ha dicho que únicamente se superará el "difícil" momento actual con un "pacto intergeneracional" porque es "tarea de toda la sociedad", "no sobra absolutamente nadie" y se "necesitan soluciones para todos y cada uno, no soluciones que provoquen indefensión, menos oportunidad y vulnerabilidad".

"No defenderemos una recuperación que suponga que hay peor salud, peor educación y que se agrede la dignidad de las personas", ha recalcado.

Ha criticado que hay "quienes se creen que se es más eficiente si mejoran ciertos datos sin tener en consideración si eso lesiona derechos", lo que en su opinión es "confundir los resultados justos con la cuenta de resultados de algunos".

Se ha referido al "deber cívico" y ha dicho que los ciudadanos deben saber que "estamos aquí no para repartirnos prebendas sino para asumir responsabilidades" y ha pedido la "dignificación de la vida política y de la vida pública".

Su voluntad, ha dicho, es "cambiar de Gobierno y de políticas" y "cambiar la forma de gobernar" porque no le "gusta" lo que sucede" y es necesidad de que Madrid sea "abierta, plural, culta y sobre todo para que tenga una economía y una visión social más justa".

Un partido como el PSOE, ha dicho, "sólo puede presentarse en sociedad para transformarla y hacerla más justa" porque ha asegurado el enemigo socialista es "la pobreza, la indefensión y la injusticia", mientras que hay "quienes parecen no tener esa prioridad".

Quiere que "nunca más" ningún ciudadano por razones sociales o económicas quede postergado, arrinconado o desplazado de la sociedad, del municipio o de la ciudad".

El aliado para ello, es la recuperación "justa" y su obligación es la de hacer "propuestas concretas, realistas y solventes" porque de no ser así "más vale que apaguemos la luz y más vale que nos callemos", y el mejor camino para lograr ello es "la dignificación de la vida pública y la vida política".

En este sentido, ha dicho que no se recuperará "la necesaria confianza de las instituciones si estamos perdidos" algo que se refleja cuando el político se desvincula del ciudadano.

Ha asegurado que les gustan los "diferentes" y creen "en los municipios de la inclusión, de la pluralidad, de la diversidad" porque "no somos uniformes, homogéneos e idénticos, sino todos somos singulares e irrepetibles", ha precisado.

Asimismo, ha señalado que "aunque sea preciso ser un buen gestor para ser un buen edil un municipio no es sólo una gestoría" y "entender ello es saber que sin sensibilidad social no hay política justa".

Gabilondo ha considerado que "no está mal tomar partido" y "militar en un partido", aunque "no es indispensable", y ha dado las "gracias" a quienes lo hacen en estos momentos tan difíciles, al tiempo que ha advertido que "tomar partido es formar parte, no quedarnos con una parte" o "con el todo".