Freire: "La ley reconoce que las personas somos dueños de nuestra vida"

Madrid aprueba una ley de muerte digna con el consenso de todos los grupos

madrid

| 05.03.2017 - 15:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Asamblea de Madrid ha aprobado esta semana su primera ley de muerte digna. Lo ha hecho con el consenso de todos los grupos políticos.

El texto garantiza cuidados paliativos que limiten al máximo el sufrimiento del enfermo y garantías a la actuación de los facultativos. Madrid es la octava región que legisla sobre este asunto.

Esta ley surge a iniciativa del grupo socialista, una propuesta del diputado José Manuel Freire. Ofrece un derecho tan humano, como que el paciente decide cómo quiere morir. Además de forma muy sencilla.

"La ley reconoce que las personas somos dueños de nuestra vida y que podemos decidir sobre nuestros tratamientos. Incluso, convenientemente informados, podemos dar instrucciones anticipadas por si cuando llegue el momento no estemos en capacidad de decidir. Será posible hacerlo en todos los centros sanitarios públicos y privados" afirma Freire.

"Institucionaliza la buena práctica médica. Lo que debe hacer un médico que atienda bien a sus pacientes en el fin de la vida. Nada tiene que ver con la despenalización del suicidio asistido de la eutanasia. Si algún día se debatiera en el Congreso de los Diputados, la defendería la persona responsable del área de libertades civiles".

"La ley reconoce el derecho a cuidados paliativos integrales, lo que implica atención al dolor y sedación paliativa cuando esté indicada de acuerdo con los términos de la norma" afirma el diputado socialista.

El diputado socialista, impulsor de la iniciativa, que ha sido tramitada y aprobada previamente en la Comisión de Sanidad, ha destacado que Madrid es la octava comunidad que aprueba una ley de esta naturaleza, después de que Andalucía fuera la primera en 2010.

Freire ha destacado el reconocimiento del derecho a la sedación paliativa. "El derecho a la sedación paliativa está puesto explícitamente en esta norma precisamente por lo que significa, por lo que nos ha costado llegar hasta aquí, no hay un derecho, por ejemplo, a prótesis de cadera, pero va en la buena práctica médica".

La Proposición de Ley de derechos y garantías de las personas en el proceso final de la vida reconoce el derecho a recibir cuidados paliativos integrales, que incluyen el tratamiento del dolor y la sedación paliativa, y a elegir recibirlos en el propio domicilio.

Asimismo, según la Proposición de Ley, los centros e instituciones sanitarias garantizarán a los pacientes en situación terminal, que deban ser atendidos en régimen de hospitalización, una habitación individual durante su estancia, y que podrán estar acompañados permanentemente por una persona familiar o allegada.

Igualmente, todos los centros sanitarios o instituciones dispondrán o, en su caso, estarán vinculados a un Comité de Etica Asistencial, con funciones de asesoramiento en los casos de decisiones clínicas que planteen conflictos éticos.

Se reconoce también el derecho de los pacientes a la información asistencial, a la toma de decisiones y a formular instrucciones previas, que podrán realizarse en todos los centros sanitarios, tanto públicos como privados.

Esta ley podría debatirse en el Congreso, a nivel nacional, en los próximos meses.