Firmas contra el botellón

Los vecinos de en Pradolongo ya no pueden más

madrid

| 24.08.2010 - 16:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los vecinos de Pradolongo han emprendido una campaña de recogida de firmas para denunciar ante el Defensor del Pueblo el megabotellón que desde hace años les trae de cabeza cada fin de semana. Este lunes, Telemadrid les ofreció imágenes en exclusiva que mostraban la violencia que se vive durante las quedadas y la cantidad de desperdicios que se generan todos los fines de semana.

Pero, los vecinos no son los únicos que están cansados. La misma Policía ha llegado a realizar hasta 180 intervenciones en esa zona. Una media de tres diarias en los últimos dos meses.

Precisamente fueron los residentes cerca de la pradera los que avisaron a la Policía Municipal el sábado por la noche, al observar los enfrentamientos entre dos grupos de sudamericanos. A lugar llegaron los agentes, que disolvieron la bronca. No hubo detenidos, aunque sí denuncias cruzadas interpuestas por las dos partes.

La presencia de la Policía también obligó a huir del lugar, además de a los que portaban bebidas alcohólicas, a las decenas de personas que cada viernes, sábado y domingo por la noche se dedican a vender comida y bebida en carritos y neveras portátiles a los habituales del parque de Pradolongo.

Los vecinos se quejan de la venta ilegal de comida y bebida, pero sobre todo de la suciedad y el fuerte olor a alcohol y orín que desprende el parque al día siguiente. También denuncian el ruido por los gritos y la música que ponen, junto con el cobro ilegal para el uso de pistas deportivas, apuestas ilegales y prácticas deportivas en áreas inadecuadas que molestan a otros usuarios habituales del parque. Por ello piden más civismo a los usuarios, la presencia continua de Policía y la instalación de más papeleras y urinarios públicos en el lugar.