Finalizan las obras de mejora de la carretera M-601 en Navacerrada

El objetivo ha sido mejorar la seguridad vial en 11,6 kilómetros de accesos a Cotos, Navacerrada y Valdesquí

Se han instalado 1.538 metros lineales de barreras con protección para motoristas

El consejero Pedro Rollán comprobando uno de los guardarailes

madrid

| 07.11.2016 - 13:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha finalizado hoy las obras de mejora y refuerzo de firme en la carretera M-601 en el alto del Puerto de Navacerrada, ante del inicio de la temporada de esquí, la época de mayor tránsito de vehículos en esta carretera. En una nota de prensa, la Comunidad explica que las obras se han llevado a cabo a lo largo de 11,6 kilómetros, en una actuación que cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros.

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha comprobado el nuevo estado de la carretera donde los trabajos finalizan justo antes de que comience la temporada de invierno, momento en el que se incrementa notablemente el uso de esta vía.

La reformada vía da acceso a las estaciones invernales de Navacerrada, Cotos y Valdesquí, a las cuales acuden numerosos madrileños, especialmente los días festivos y fines de semana, para practicar entre otras muchas actividades el esquí.

Rollán ha destacado que gracias a esta actuación se verán beneficiados los habitantes de los municipios de Collado Villalba, Alpedrete, Collado Mediano, Becerril de la Sierra, Navacerrada, Cercedilla, Los Molinos, Moralzarzal y Guadarrama, que cuentan desde hoy con una infraestructura vial más segura.

Los trabajos, que se enmarcan dentro de las actuaciones de mantenimiento, conservación y mejora de las carreteras regionales puestas en marcha por el Gobierno regional durante este verano, han supuesto un desembolso cercano a los 14 millones de euros en más de 60 actuaciones.

Las actuaciones llevadas a cabo han consistido en el fresado de los tramos y zonas puntuales más deteriorados, la reposición del firme mediante capa de aglomerado y la extensión de una capa de rodadura en todas las zonas de actuación, además de la sustitución de las barreras de seguridad con la instalación de una nueva en los tramos más peligrosos.

En total se han instalado 1.538 metros lineales de barrera con protección para motoristas. Igualmente, se ha repuesto la señalización horizontal y se han instalado hitos de arista en todo el tramo para mejorar el balizamiento de la carretera.

Por último se han limpiado y acondicionado las obras de fábrica, cunetas y márgenes de la calzada, además de proceder a la demolición y reposición de aquellas cunetas de hormigón que lo precisaban.

El objetivo del Gobierno regional es seguir invirtiendo en el mantenimiento y conservación de los 2.600 kilómetros de la red viaria regional, contribuyendo a la reducción de la siniestralidad en las carreteras madrileñas, que ha descendido hasta en un 70 por ciento durante la última década.