Fermosel acusa a IU de querer mandar al exilio a los vecinos de la Cañada

"Cuando hablan a la Comunidad, hablan de realojo, cuando hablan ustedes hablan de reubicar"

Cañada Real

madrid

| 08.05.2014 - 18:13 h
REDACCIÓN

El consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad, Jesús Fermosel, ha acusado hoy a IU de querer "echar al exilio" a los vecinos de Cañada Real y ha expresado su sospecha de que el Ayuntamiento de Rivas "desahuciará" a los que no tengan dinero para pagar la parcela y poder quedarse.

"Lo que ustedes quieren es echar a los vecinos de Cañada al exilio y utilizan una palabra reubicar, no realojar. Cuando hablan a la Comunidad, hablan de realojo, cuando hablan ustedes hablan de reubicar", ha señalado Fermosel en respuesta a la pregunta que le ha formulado la diputada de IU Josefa Amat Ruiz hoy en el pleno de la Asamblea.

Amat ha sostenido que el acuerdo marco que firmaron el pasado 30 abril la Comunidad, y los ayuntamientos de Madrid y Coslada, no fue suscrito con el Consistorio de Rivas porque, ha dicho, "no soluciona el gravísimo problema social de la Cada Real"

"Siempre ha hablado de las patas que tenía el acuerdo marco, y esa pata social, la única que corresponde a su Consejería, en ese acuerdo es la pata coja", ha sostenido la diputada.

El consejero de Asuntos Sociales ha recordado que la Comunidad ha mantenido "más de 150 reuniones" con las partes implicadas para llegar al texto definitivo del acuerdo marco que se remitió a su vez a los tres ayuntamientos afectados para que formularan las correspondientes alegaciones, cosa que hicieron todas excepto el de Rivas.

Fermosel ha confesado que con el Ayuntamiento de Rivas "probablemente pecó de ingenuo" porque mantuvo 21 reuniones con ellos tratando de solucionar el problema de la Cañada, sin circunscribirlo solo a la ley "sino a todo lo de alrededor".

RECUERDA QUE IU VOTÓ EN CONTRA DE LA LEY PARA LA REMODELACIÓN DE LA CAÑADA

Ha recordado que IU votó en contra de la ley para la remodelación de la Cañada y que "la única enmienda que introdujeron" fue que "no se diera participación a los vecinos a la hora de solucionar" los problemas de esa zona.

La diputada Josefa Amat, por su parte, ha reprochado a la Comunidad que no se hayan incorporado al acuerdo las aportaciones que presentó el Ayuntamiento de Rivas en septiembre pasado y le ha recordado que la más importante era "saber quién tiene la obligación de realojar" a los vecinos en situación de exclusión.

En este sentido, ha recordado que de las 1.132 personas que residen en la Cañada, dentro del municipio de Rivas, el 27,6% son beneficiados de renta mínima, el 13,6% la han tramitado y están esperando recibirla y que el 8,8% recibe ayudas de los servicios sociales ripenses.

"¿Creen que estas personas tienen capacidad económica para comprar el suelo?", ha cuestionado Amat, mientas Fermosel ha respondido que son los ayuntamientos los que tienen la competencia de los realojos y que la Comunidad solo "convenia" con ellos "aportando el 50% cuando se trata de chabolas".

El consejero ha emplazado al ayuntamiento de Rivas a participar en la mesa en la que se va a redactar un plan social para la Cañada junto con los otros dos ayuntamientos, los vecinos y las entidades sociales que trabajan en la zona.

La diputada del PP, Ana Camins, ha intervenido en el pleno para afirmar que el ayuntamiento de Rivas "acabará lamentando" no haber firmado el acuerdo marco y ha asegurado que "ningún vecino de la Cañada Real entiende" ese modo de actuar.

Para Camins, es "muy típico" de IU "hablar de la lucha por erradicar la pobreza y exclusión, pero cuando tienen oportunidad de dar un paso al frente no lo hacen y encima critican el esfuerzo para solucionar este problema".