FCC, Valoriza y Urbaser ganan los contratos de recogida de basuras de Madrid

Habrá más frecuencia en la retirada de envases e introducir un quinto contenedor orgánico

madrid

| 08.09.2016 - 14:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El Ayuntamiento de Madrid ha propuesto hoy adjudicar a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la UTE formada por Valoriza, Acciona y ASCAN, y la unión de Urbaser y Cespa los contratos de recogida de basuras que implicarán más frecuencia en la retirada de envases e introducir un quinto contenedor orgánico. Este quinto contenedor de color marrón, donde habrá que introducir los residuos orgánicos, se implementará en una primera fase únicamente en comercios y grandes generadores de basura, y a partir de 2017 en determinados barrios de la capital, según ha informado hoy la delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

Inés Sabanés, junto a la portavoz municipal, Rita Maestre, ha dado cuenta en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de la adjudicación del contrato por un coste cercano a los 687 millones de euros para cuatro años.

A partir del 1 de noviembre, cuando entre en vigor el contrato, se recogerán con más frecuencia los envases y además se establecerá la obligatoriedad de que al menos cada 28 días se limpien en profundidad todos los contenedores y su entorno, entre otras medidas para garantizar la mejora del servicio actual.

Además del compromiso de subrogación de los empleados, las empresas adjudicatarias deberán realizar contratos indefinidos a al menos 101 de empleados ahora eventuales.

La separación orgánica se irá probando a través de varios programas piloto, de forma progresiva, y comenzará en 2017 en nueve barrios: Vallehermoso (Chamberí), Cuatro Caminos (Tetuán), Casa de Campo (Moncloa), Quintana (en Ciudad Lineal), Las Rosas (San Blas), Apóstol Santiago (Hortaleza), Portazgo (Puente de Vallecas), Delicias (Arganzuela) y Puerta del Ángel (Latina).

Madrid, según ha reflexionado la delegada de Medio Ambiente, lleva retraso en la implantación de este quinto contenedor con respecto a otras ciudades españolas. La separación de los residuos orgánicos es, en ese sentido, "fundamental" para cumplir con los compromisos alcanzados en Europa para reducir el 20% de generación de residuos y alcanzar el 50% de reciclaje en 2020, según ha dicho Sabanés.

"Creemos que es un contrato importante que tiene que afectar en positivo a la limpieza de la ciudad", ha dicho Sabanés sobre la entrada en vigor del nuevo contrato.

Con este cambio en el contrato se introduce la figura del "informador ambiental" para dar apoyo a los vecinos en el uso del quinto contenedor, se incorporan camiones recolectores de "cero emisiones" y también más contenedores adaptados a personas con diversidad funcional.

TRES LOTES

La recogida de basuras se ha dividido en tres lotes.

El primero de ellos se ha adjudicado a FCC y comprende los distritos Centro, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca y Latina.

El lote 2 incluye a los distritos de Salamanca, Retiro, Chamartín, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro, San Blas-Canillejas y Barajas y ha recaído en la UTE formada por Valoriza Servicios Ambientales, OHL-Servicios-Ingesan, Acciona Servicios Urbanos y ASCAN Empresa Constructora y de Gestión S.A.

Por último, el tercero de los lotes lo ha ganado Urbaser y Cespa e incluye los distritos de Arganzuela, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Villa de Vallecas.

Inés Sabanés ha remarcado que la limpieza de la ciudad es "una preocupación constante" para el Ayuntamiento y ha insistido en que el equipo de Gobierno trabaja para resolver un problema complejo porque desde 2011 -"el año en que se instala la austeridad"- se han reducido en un 45 % los recursos dedicados a la limpieza de las calles.