Familiares y amigos despiden a las fallecidas en el Madrid Arena

Las dos chicas heridas no mejoran y siguen estables dentro de la máxima gravedad

El Gobierno se solidariza con las familias de las víctimas

madrid

| 02.11.2012 - 14:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Familiares y amigos abarrotaban esta tarde la capilla del tanatorio La Paz en Alcobendas para despedir a la joven Rocío Oña, de 18 años, que murió la pasada madrugada en una avalancha en el recinto Madrid Arena, donde se celebraba una fiesta privada por la celebración de Halloween.

En torno a las 19.00 horas ha comenzado una misa funeral en recuerdo de Rocío, al que han asistido más de un centenar de personas, entre ellas numerosos jóvenes, que desde horas antes acompañaban a la familia en una de las salas del tanatorio.

A lo largo de la tarde han ido acercándose hasta el tanatorio numerosas personas, muchas de las cuales portaban flores moradas -el color preferido de Rocío- en recuerdo de la joven. Algunos de los amigos de Rocío, que aguardaban en las afueras del tanatorio que comenzase el funeral, no han podido reprimir las lágrimas y han sido consolados por efectivos sanitarios que se han trasladado hasta el recinto para ayudarles a sobrellevar mejor este momento.

El cuerpo de Rocío ha llegado hoy a este centro después de que esta mañana se le haya practicado la autopsia y, una vez finalizada la misa funeral, está previsto que el cadáver sea incinerado. En este mismo lugar también será incinerado el cuerpo de Katia Esteban, quien desde ayer ha sido velada por su familia y amigos en Daganzo, la localidad madrileña en la que vivía. El cadáver de la tercera fallecida, Cristina Arce, también ha sido incinerado a primeras horas de la tarde en el crematorio de La Almudena.

UNA DE LAS HERIDAS SIGUE CRÍTICA Y LA OTRA NO SE TEME POR SU VIDA

Las dos jóvenes ingresadas por la avalancha producida ayer en la fiesta celebrada en el recinto de Madrid Arena de la Casa de Campo no han presentado mejorías en las últimas horas mejoría en su evolución clínica y se encuentran estables dentro de la máxima gravedad, según han informado a Europa Press fuentes hospitalarias. La más grave continúa siendo la chica de 17 años hospitalizada en el 12 de Octubre. Esta mañana se encontraba estable dentro de su estado crítico y está siendo mantenida con vida gracias a una máquina de respiración artificial. Presenta un cerebro inflamado y el pecho torsinado debido al aplastamiento.

La otra joven herida que se encuentra ingresada en la UVI de la tercera planta del Fundación Jiménez Díaz está estable "dentro de una máxima gravedad". Aún no la han intervenido quirúrquicamente, ya que dependerá de su evolución, según un portavoz del hospital.

La herida, María Teresa A.V., madrileña de 20 años de edad, está grave pero su vida no corre peligro. Presenta u aplastamiento torácico y sufrió una falta de oxígeno en el cerebro (anoxia), por lo que muy posiblemente tendrá importantes secuelas en el futuro. Aún no la han intervenido quirúrquicamente, según un portavoz del hospital. Ambas presentan severos problemas derivados del aplastamiento. Las adolescentes estuverion durante varios minutos en parada cardiorrespiratoria, de la que los sanitarios del Samur pudieron sacarla.

LLEGAN A MADRID DESDE BRASIL LOS PADRES DE LA MENOR HERIDA

Precisamente, los padres de la menor herida y en estado crítico han llegado hoy a Madrid desde Brasil, donde estaban de viaje. Según han informado fuentes aeroportuarias N.L y su mujer han aterrizado en Madrid a las 13.58 en el vuelo 6026 de Iberia procedente de Río de Janeiro. Desde el avión, la pareja fue trasladada a la Sala de Autoridades de la T4 de Barajas a donde acudieron acudido a recibirles varios familiares.

EL GOBIERNO SE SOLIDARIZA CON LAS FAMILIAS DE LAS VÍCTIMAS

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha expresado hoy las condolencias del Gobierno a las familias de las tres jóvenes que fallecieron en la fiesta de Halloween celebrada entre la noche del miércoles y la madrugada de ayer en el recinto deportivo Madrid Arena. "En estos momentos queremos transmitir nuestras condolencias a las familias de las jóvenes fallecidas y también a las de aquellas que están heridas. Queremos expresar nuestra cercanía a lo que deben estar sintiendo. Nos ponemos en su piel, especialmente los que tenemos hijos podemos comprender" su situación, ha señalado la vicepresidenta.

Sáenz de Santamaría, que ha hecho esta declaración formal antes de comenzar la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha añadido: "hay una investigación abierta y el Gobierno va a seguir con atención su curso y sus conclusiones". "No nos temblará el pulso para hacer lo que haya que hacer y cambiar lo que haya que cambiar para que sucesos como estos no vuelvan a producirse", ha dicho también la vicepresidenta.

Minutos después, y ya durante la rueda de prensa y a preguntas de los periodistas, la vicepresidenta se ha vuelto a referir al asunto y ha señalado, sobre un suceso que ha calificado de "trágico", que hay una investigación policial y judicial en marcha con la que el ejecutivo prestará la máxima colaboración. "Hay que conocer qué ha pasado" y si de las conclusiones de la investigación resulta la necesidad de cambiar la regulación legal, que es lo que compete al Gobierno, "así lo harán las administraciones implicadas", ha concluido Sáenz de Santamaría.