Estrangula a su padre de 85 años en Aluche con un cable

La Policía detiene al parricida, de unos 45 años, que sufre problemas psiquiátricos

madrid

| 31.05.2016 - 11:59 h
REDACCIÓN

Un hombre de 85 años ha muerto esta mañana en una vivienda del barrio madrileño de Aluche estrangulado con un cable, según las primeras investigaciones por su hijo que sufre problemas psiquiátricos.

Según ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112, el cadáver ha sido encontrado sobre las diez de la mañana en un piso del número 8 la calle Cullera después de que los servicios de emergencia recibieran un aviso en el que se alertaba de una persona fallecida, posiblemente ahorcada.

Al llegar los facultativos del Summa, que han desplazado a la zona una UVI y una ambulancia básica, han comprobado que el hombre llevaba fallecido varias horas y tenía signos de estrangulamiento.

El presunto agresor es su hijo de unos 45 años, que ha sido detenido. Las primeras investigaciones apuntan a que sufre problemas psiquiátricos y asfixió al padre con un cable, han detallado fuentes de la investigación.

NO ERAN MUY NORMALES

Varias vecinas del hombre que presuntamente ha matado hoy a su padre en un piso del barrio madrileño de Aluche han asegurado que esta familia "no era muy normal" y casi no hablaba con el resto de inquilinos el inmueble, entre los que se comentaba que el hijo pegaba al padre.

Así lo han explicado dos vecinas del edificio número 8 de la calle Cullera, en el que esta mañana un hombre de unos 40 años ha matado presuntamente a su padre, de 85, asfixiándolo según los primeros indicios con el cable de un teléfono, han informado a Efe fuentes de la investigación.

El supuesto agresor padece esquizofrenia, según las fuentes, que han precisado que tanto él como la víctima son españoles.

Ha sido un familiar el que ha avisado sobre las diez de la mañana del suceso, aunque según los servicios de emergencia el anciano había fallecido horas antes.

Una vecina del inmueble ha explicado que esta familia, compuesta por el matrimonio y tres hijos -un hijo y dos hijas- "no era muy normal" ya que "eran como 'amish', sin trato con los vecinos"."Se dice que el hijo a veces pegaba al padre", ha añadido esta vecina.

Otra vecina ha corroborado que los miembros de esa familia "no hablan con nadie, e incluso ni montaban en el ascensor con nadie", aunque tampoco habían protagonizado peleas ni escándalos.

Ha precisado que el fallecido estaba muy enfermo y había pasado temporadas en el hospital.