Espectacular accidente simulado con vehículos de cargas peligrosas e intervención de bomberos

madrid

| 26.10.2010 - 14:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Bomberos de la Comunidad de Madrid han participado este martes en un simulacro que ha recreado un accidente de tráfico entre un vehículo cisterna que transportaba xileno y otro dedicado al transporte de nitrito de sodio, mercancías consideradas como peligrosas y que pueden generar un riesgo químico.

La simulación, que se ha desarrollado en la pista de prácticas de la sede de la Dirección General de Protección Ciudadana en Las Rozas, se ha iniciado con una llegada simulada de los bomberos al lugar del siniestro, en el que se ha registrado un vertido de los materiales químicos a consecuencia del choque.

En un primer momento, los bomberos han evaluado los riesgos de enfrentarse al xileno, un líquido muy inflamable, y al nitrito de sodio, un agente altamente contaminante. Tras el análisis inicial, los bomberos han acordonado la zona, han desplegado los medios transportados en la Unidad Nuclear, Bacteriológica y Química (NBQ) y se han protegidos con los trajes específicos para afrontar un siniestro de estas características.

CHOQUE DE VEHÍCULOS CON POSTERIOR INCENDIO

Debido al choque entre los vehículos se ha originado un pequeño incendio que ha sido rápidamente sofocado, tras lo que se ha rociado el lugar con un líquido denominado espumógeno, una mezcla de espuma con disolvente para neutralizar el riesgo químico que pudiera originarse.

Este simulacro es uno de los ejercicios prácticos enmarcados en un curso de Intervención NBQ (nuclear, biológico y químico) que deben realizar de forma obligatoria los 1.300 efectivos de la plantilla de la región.

Entre los temas abordados en el curso, organizado por el Servicio de Formación del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad, destaca un detallado estudio de la catástrofe medioambiental ocurrida en la ciudad húngara de Ajka, y se ha estudiado el método más eficaz para combatir productos que presentan un alto grado de acidez o alcalinidad.

Estas prácticas teóricas, desarrolladas en un laboratorio, son dirigidas por el doctor en Geoquímica Jacinto Alonso, especialista mundial en la materia que trabajó en Aznalcóllar durante el desastre medioambiental registrado en 1998. En la actualidad, el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad dispone de cinco unidades NBQ y tres remolques distribuidos de forma estratégica por los parques de la región.

Durante 2009 se realizaron 30 intervenciones con productos tóxicos, de los que 18 fueron accidentes de circulación de vehículos que transportaban mercancías peligrosas, entre los que destacaron tres derrames y un escape de materiales tóxicos.

A juicio del consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, que ha asistido hoy al simulacro, este curso pretende que los bomberos madrileños conozcan "las últimas novedades" en intervenciones con material nuclear, bacteriológico y químico.