Espacios verdes y de colores luminosos, así son los cementerios del siglo XXI

Funespaña nos ha presentado las nuevas tendencias del sector

madrid

| 27.10.2012 - 13:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Parcelas ajardinadas en entornos extensos y luminosos son los elementos que empiezan a implantarse en los nuevos cementerios, encaminados a cambiar la conciencia del "luto dramático", por la idea de "homenaje de despedida".

A propósito de la próxima celebración del tradicional Día de los Difuntos, el 1 de noviembre, la empresa funeraria Funespaña nos ha presentado las nuevas tendencias del sector, que dan más importancia al entorno natural.

El concepto de ecología, añadieron, se ha introducido en el sector y cada vez mas fabricantes apuestan por materiales biodegradables o respetuosos con el entorno para reducir el impacto ambiental de la industria funeraria.

Los cambios sociales, sostienen, "han influido en el modo de afrontar la vida y de hacer cara a la muerte", ha dicho el consejero de Funespaña, Alberto Ortíz, durante una presentación de la situación actual del sector funerario.

En gran parte, "la dispersión geográfica de las familias, las nuevas tecnologías y la manera de vivir", han obligado a este sector a establecer nuevos horizontes encaminados a satisfacer la preferencia por funerales "más personalizados".

La empresa identifica un gusto por "rediseñar el luto" y establecer alternativas que supongan una actualización de "la vela" y afrontar la pérdida de un ser querido como "un homenaje de despedida".

El cambio de concepto en los cementerios es precisamente una alternativa para potenciar esa idea y "crear espacios agradables y con colores" -ha apuntado Ortíz- en los que se pueda pasear, como es el caso del cementerio de Dumbría (La Coruña), donde cada lápida tiene un croma distinto y los postes de los pasillos centrales imitan a los árboles.

Según Funespaña, durante el último año han muerto en España 387.000 personas, de las que un 32 por ciento fueron incineradas, dato que corrobora el cambio social a la hora de afrontar la muerte, añadió Ortíz.

En la rueda de prensa, se presentó "El libro del adiós", un volumen que recoge las poesías, cuentos y fotografías enviadas y publicadas por los lectores de "Adiós", la revista que edita Funespaña.