Equipamientos y parques sustituirán al fallido parque olímpico de Madrid

Habrá hasta 6 zonas verdes interconectadas en más de 300.000 metros cuadrados

El Ayuntamiento cancela el plan de ajuste ocho años antes de lo previsto

Ahorra 92 millones en intereses a los ciudadanos

"Me iré con la satisfacción del deber cumplido", dice Botella

madrid

| 16.10.2014 - 13:58 h
REDACCIÓN

Más de medio millón de metros cuadrados de equipamientos, incluido el futuro estadio del Atlético de Madrid, 300.000 metros cuadrados de zonas verdes, un gran aparcamiento disuasorio y nuevos paseos y viales sustituirán al proyectado y definitivamente olvidado parque olímpico de la ciudad de Madrid.

El Gobierno municipal de Ana Botella ha aprobado una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de la capital que dibuja la nueva configuración de este ámbito de 1,22 millones de metros cuadrados al este de la ciudad, cuyo desarrollo quedó en el aire tras el rechazo hace poco más de un año en Buenos Aires de la tercera candidatura olímpica consecutiva de Madrid.

"Desde que dejamos atrás las candidaturas olímpicas debíamos plantear nuevas soluciones para esos espacios y dibujar alternativas de futuro pensando en los vecinos de la ciudad", ha explicado la alcaldesa, que ha añadido que "la ciudad tiene que seguir mirando hacia delante" y que "nuevos tiempos requieren nuevas respuestas".

El Ayuntamiento propone ahora "un modelo distinto al que exigía el proyecto olímpico" y un proyecto que "que vertebre la ciudad" y que "complete el puzzle urbano" con "criterios de sostenibilidad y reequilibrio". De acuerdo a estos principios, lo que iba a ser el parque olímpico de Madrid será en el futuro "un gran espacio dotacional con un gran corredor ambiental formado por un rosario de zonas verdes y nuevos viarios peatonales".

El documento aprobado, que ahora inicia su tramitación, plantea crear "una ciudad en verde" mediante una ordenación que se estructura en torno al eje constituido por las avenidas de Luis Aragonés y de Arcentales. La propuesta contempla crear seis zonas verdes con más de 300.000 metros cuadrados, aproximadamente 40 campos de fútbol, conectadas entre sí.

Se reservan 545.805 metros cuadrados para equipamientos, uno de ellos el estadio actualmente en obras -conocido como "la peineta"- para el Atlético de Madrid, que quedará unido funcionalmente al resto de la ámbito. También se ha planeado un aparcamiento disuasorio junto a la M-40 y el metro de Estadio Olímpico, que se usará también cuando haya partido, y una nueva dársena de autobuses.

En cuanto al terreno inicialmente destinado al centro acuático, sobre el que Botella ha indicado que se están estudiando distintas posibilidades, alguna relacionada con inversores extranjeros, se reducirá con la apertura de un viario interior que dará lugar a una parcela independiente destinada a equipamiento singular con una edificabilidad de 120.000 metros cuadrados pendiente un ulterior desarrollo.

En otra de las parcelas se podrá instalar una estación de servicio y un punto limpio y además se mejorará el carril bici del ámbito y se ampliarán los recorridos peatonales desde el metro y el autobús. Según Ana Botella, ésta es "una decisión de esas que mejoran sin duda la ciudad".

EL AYUNTAMIENTO CANCELA SU PLAN DE AJUSTE 8 AÑOS DE LO PREVISTO

Además el Ayuntamiento de Madrid cancelará al final de este ejercicio el Plan de Ajuste 2012-2022, ocho años antes de lo previsto, y consigue ahorrar así hasta 92 millones en intereses, el equivalente al presupuesto de Getafe, ha informado este jueves la alcaldesa de la capital, Ana Botella, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

El plan se puso en marcha para hacer frente a la devolución de los préstamos otorgados por el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores (FFPP). La "buena situación económica del Ayuntamiento" y el "crédito que esa situación merece entre las principales entidades financieras del país" permitirá refinanciar a final de año "toda la deuda de este fondo", ha señalado la regidora.

Son 992 millones los que quedaban pendientes de los 1.351 de los préstamos de los años 2012 y 2013. Esto supone un ahorro de 92 millones hasta 2023 en intereses de demora "por las buenas condiciones económicas ofrecidas por ocho entidades bancarias, de las 25 consultadas".

También se cumple el periodo medio de pago a proveedores, que queda reducido "a niveles que nunca" se han registrado en el Ayuntamiento, con una media de abono en septiembre de 24 días. Eso ha llevado a la alcaldesa a agradecer a la delegación de Hacienda que tramite 100.000 facturas para poder pagar en ese plazo a los proveedores.

Por todo ello, Botella no ha podido ocultar que el anuncio es una "excelente noticia, fruto del esfuerzo ciudadano y del ingente trabajo de gestión en equipo". Así, ha puesto el acento en el "trabajo de muchos funcionarios y trabajadores municipales, en el trabajo de los distritos y, sobre todo, en el esfuerzo de los ciudadanos".