Entrega de Medallas de Oro de Madrid

Premiados el psiquiatra Diego Figuera Alvarez, la asociación Madres contra la Droga y Voluntarios por Madrid

También recibe la medalla a título póstumo el diplomático Angel Sanz Briz, conocido como el 'Angel de Budapest'.

Carmena reivindica en San Isidro la "aventura" de hacer mejor el mundo

madrid

| 15.05.2016 - Actualizado: 14:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha reivindicado hoy en la entrega de las Medallas de Oro de Madrid que la "aventura vital" que reporta más felicidad es "la de hacer un entorno mejor para los demás", una característica que, ha comentado, comparten los cuatro premiados en este año.

"Trabajar pensando que se puede modificar el mundo para hacerlo mejor vale muchísimo la pena", ha asegurado la alcaldesa durante su discurso en el acto institucional con motivo del día de San Isidro, en el que, visiblemente emocionada, ha comentado que había traído "pañuelos" por si podía con ella la "emoción".

Este año, el Ayuntamiento ha reconocido la extraordinaria labor del diplomático Ángel Sanz Briz contra las deportaciones de judíos, la trayectoria del psiquiatra Diego Figuera Álvarez, la lucha de las Madres contra la Droga y la labor solidaria de los Voluntarios por Madrid.

En el acto, que por primera vez se ha celebrado en los jardines de Cecilio Rodríguez en lugar de en el Palacio de Cibeles como era habitual en los últimos años, la alcaldesa ha agradecido su presencia a los "antiguos alcaldes" de Madrid Ana Botella, Alberto Ruiz-Gallardón y José María Álvarez del Manzano.

Al acto, también ha asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, así como cuatro miembros de su Gobierno, mientras que no ha acudido ningún representante del Ejecutivo central, al no haber sido invitados, y la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha excusado su asistencia.

Entre los portavoces en la Asamblea, ha acudido el de Podemos, José Manuel López, mientras que, en cuanto al Ayuntamiento, han asistido los tres portavoces de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid -Esperanza Aguirre (PP); Purificación Causapié (PSOE) y Begoña Villacís (Ciudadanos)-, así como la mayoría de los 57 concejales del Consistorio.

Tanto Aguirre como Cifuentes han abandonado los jardines de Cecilio Rodríguez al comienzo del acto, ya que se han desplazado hasta la Plaza de Colón para asistir al izado de la bandera nacional con motivo de la festividad de San Isidro.

"Sois una categoría especial (... ); quiero haceros esta consideración y que sepáis lo feliz que me hace el que estéis con nosotros", ha agradecido la alcaldesa en su intervención a los premiados.

Carmena ha ensalzado a quienes trabajan día a día para "cumplir con el cometido" de sus profesiones como hizo Ángel Sanz Briz, "el Ángel de Budapest".

"El diplomático es un profesional de la paz, del intercambio, del conocimiento mutuo", ha destacado Carmena para incidir en el acto de "heroísmo" que supuso "el esfuerzo cotidiano" de Sanz Briz por salvar a tantas personas: "Los demás, pudiendo, no lo hicieron y pasó lo que pasó, y de ahí nuestro gran homenaje".

En cuanto al doctor Figuera, la regidora subrayado que ha demostrado que "hay otra manera de hacer las cosas" en el campo de la psiquiatría comunitaria y ha apuntado que, por ello, el Consistorio quiere "iluminar" su proyecto.

Carmena ha recordado que conoce a las Madres contra la Droga desde hace muchos años, cuando ella ejercía sus funciones como jueza de vigilancia penitenciaria, y les ha dado las gracias porque "salvaron muchos vidas".

Sobre los Voluntarios por Madrid, ha apuntado que hacen un trabajo extraordinario y ha resaltado que están dispuestos "a hacer lo que haga falta" por la ciudad.

Tras recoger la medalla, Angel Sanz Briz, hijo del conocido como "el Ángel de Budapest", ha agradecido este reconocimiento municipal a título póstumo a su padre, quien, según él, logró que vivieran -entre salvados y descendientes- unas 50.000 personas y siempre consideró que lo hizo como "un deber, no como una hazaña".

El doctor Diego Figuera Álvarez ha expresado su deseo de que esta medalla sirva para dar a conocer un modelo de psiquiatría "cien por cien pública, de calidad y al alcance de todos los madrileños"·

Sara Nieto, una de las fundadoras de Madres contra la Droga, ha explicado que esta medalla no les corresponde a ellas, sino a los drogodependientes que las llevaron a juntarse y luchar por ellos.

Nieto ha recordado que muchos de ellos les pedían que se cuidarán y ella ha terminado su breve intervención de forma similar: "Manuela, cuídate" -en alusión a la alcaldesa-.

Finalmente, varios miembros de Voluntarios por Madrid han manifestado la ilusión que les produce recibir este galardón, que han explicado que supone un "apoyo moral y de energía" para seguir desarrollando cada días sus actividades por Madrid.

El acto ha concluido con una foto de los premiados junto a la alcaldesa y otra de ésta con los anteriores alcaldes de la ciudad, mientras los asistentes degustaban chocolate, churros y rosquillas.