Ensanche de Vallecas: Compra o abandono

Son pisos de alquiler social con opción a compra que el IVIMA vendió en 2013 al fondo de inversión Goldman Sachs

madrid

| 09.03.2017 - 17:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una veintena de vecinos que residen en el Ensanche de Vallecas en pisos gestionados por Encasa Cibeles --que administra viviendas adquiridas al antiguo Ivima en 2013-- han pedido a la empresa que aclare si podrán continuar residiendo en ellas en el futuro, después de que se les comunicara que se vencían sus contratos y luego se les transmitiera que podían continuar porque se había producido un error.

Así lo ha indicado a Europa Press uno de los integrantes de la Asociación de Afectados por la Venta del Ivima, José Manuel Rojas, para recalcar que la empresa comunicó a unos 20 inquilinos del Ensanche que su contrato finalizaba el 21 de marzo y que se tenía que marchar.

Tras esta comunicación, Rojas indica que un trabajador de Encasa Cibeles se personó en la zona y trasladó que se iba a estudiar caso por caso y que podían continuar en sus viviendas.

Los vecinos están viviendo una situación de "desasosiego" e "incertidumbre" porque "no saben cuánto tiempo" van a poder continuar en estas viviendas, sobre todo cuando hay vecinos a las que se le adjudicaron estos pisos por su situación de "vulnerabilidad" económica y social.

"Es una situación extraña y que nos genera nerviosismo", ha comentado Rojas para recalcar que la voluntad de los vecinos es continuar en sus viviendas, ya que tienen arraigo en el barrio.

El miembro de esta asociación de afectados por la venta de pisos del Ivima critica la enajenación de las viviendas. "Los políticos no saben que han creado un problema a las personas vulnerables", ha apostillado, para detallar que la administración "les ha dejado abandonados" puesto que una empresa "no es una ONG".

Finalmente, avanza que el próximo día 25 volverán a manifestarse para denunciar su situación, tal y como hicieron en febrero.