En situación crítica el bebé nacido por cesárea en Collado Villalba tras el atropello de su madre

Un bebé sobrevive tras el atropello mortal de una embarazada en Collado Villalba

El conductor que está en libertad y acusado de homicidio, alega que le deslumbró el sol

La familia de la mujer atropellada pide que se mejore el estado de la vía

madrid

| 08.06.2016 - Actualizado: 15:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El bebé que nació este domingo después de que los servicios de emergencias de la Comunidad de Madrid practicaran una cesárea a una mujer en avanzado estado de gestación, que acababa de morir atropellada, permanece en situación "muy crítica" en el hospital La Paz, según ha dicho un tío del recién nacido. Fuentes de este hospital han indicadoque los facultativos están valorando la evolución del bebé, que nació con nueve meses de gestación y pesó 3 kilos, aunque no han facilitado el parte médico por deseo expreso de la familia.

El conductor del vehículo que atropelló a la embarazada dio negativo en la prueba de alcoholemia a la que se le sometió tras el accidente y ha sido acusado de un delito de homicidio por imprudencia, aunque se encuentra en libertad, según han indicado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

Las mismas fuentes han avanzado que el conductor pudo ser deslumbrado por el sol en el momento en que la víctima, de 26 años y origen marroquí, cruzaba por un paso de cebra de la calle Camino del Molino, en el municipio madrileño de Collado Villalba, lo que provocó que la arrollara y le causara la muerte.

El conductor del coche, que se detuvo a socorrer a la víctima y sufrió una crisis nerviosa, aunque no llegó a precisar atención médica, según Emergencias 112.

Entretanto, el bebé de la mujer fallecida, que sobrevivió al accidente tras serle practicada una cesárea a su madre y superar una parada cardiorrespiratoria, ingresó en la UCI del hospital Puerta de Hierro Majadahonda y desde allí ha sido trasladado de madrugada a la Unidad de Neonatología del hospital La Paz.

Familiares y vecinos de la fallecida han denunciado hoy la mala señalización de la calle y del paso de cebra donde se produjo el siniestro.

Abdeslam, tío de la fallecida, ha criticado que aunque la calle Camino del Molino tiene limitada la velocidad de los vehículos a 40 kilómetros por hora "la gente pasa a 100 ó 120". Ha calificado de "crítica" la situación de esta vía de doble sentido y ha asegurado que el atropello que le ha costado la vida a la esposa de su sobrino no es un hecho excepcional y que los vecinos sabían que algo así podía ocurrir.

"Nos ha tocado a nosotros y no deseamos que una familia sufra lo que estamos sufriendo", ha dicho Abdeslam, tras explicar que la mujer cruzaba la calle junto a una cuñada cuando "en la mitad" del paso de cebra fue atropellada y "lanzada" a varios metros de distancia.

El hombre ha asegurado que en el lugar del accidente "no hay marca de freno". Un vecino de la zona, Emilio, ha coincidido con Abdeslam en la ausencia de señalización del paso de cebra: "le faltan las placas de peatones", ha dicho.

El alcalde de la localidad madrileña de Collado Villalba, José Pablo González, ha dicho que el paso de cebra en el que se produjo el atropello de la mujer embarazada está "perfectamente señalizado" y que "es la primera vez" que se produce un accidente de tales características en la calle en cuestión, denominada Camino del Molino. La vía, de 800 metros de longitud, está situada entre el Polígono P-29 y el barrio de Romacalderas. Según el Ayuntamiento, está en casco urbano con su "correspondiente limitación" de velocidad a 50 kilómetros por hora y cuenta con "señalización vertical y horizontal, pasos de cebra e iluminación".

Por su parte, el bebé de la fallecida, que sobrevivió al accidente tras serle practicada una cesárea en una UVI del SUMMA-112, permanece ingresado en el hospital de La Paz y su situación, según Abdeslam, es "muy crítica".

El padre ha acudido al Instituto Anatómico Forense, donde se le ha practicado la autopsia al cadáver de su esposa. Abdeslam ha explicado que su sobrino "está hundido", "totalmente destrozado" y "muy nervioso", y ha asegurado que el matrimonio, que tienen una niña de dos años, estaban "muy felices" hasta que ha ocurrido esta "tragedia".