En prisión un profesor de pádel por abusar de menores y por pornografía infantil

Se trata de un joven de 22 años detenido por la Guardia Civil en Collado Villalba que tenía casi dos terabytes de archivos de contenido sexual, incluidas escenas explícitas

madrid

| 15.06.2017 - 11:50 h
REDACCIÓN

Un juez ha enviado a prisión provisional a un joven de 22 años detenido por la Guardia Civil en Collado Villalba (Madrid) acusado de abusos sexuales a menores y de pornografía infantil, hechos para los que se habría valido de su condición de profesor de pádel.

El instituto armado ha informado hoy de la detención de este presunto pederasta, enmarcada en la operación "Pico del Águila 2", en la que se ha identificado a catorce víctimas, once de ellas menores de edad. El detenido llevaría actuando desde 2014, pero la investigación comenzó en febrero de este año por la denuncia de una mujer que sospechaba que sus dos hijos podrían haber sido víctimas de abusos y de pornografía infantil

Una vez que los agentes comprobaron la veracidad de esa denuncia, detuvieron al sospechoso e intervinieron dos ordenadores, un móvil y varios dispositivos de almacenamiento. En total, casi dos terabytes de archivos de contenido sexual, incluidas escenas explícitas y fotografías íntimas de hombres y mujeres, todo ello grabado en el domicilio del profesor.

Las gestiones posteriores llevaron a los agentes a identificar a catorce víctimas, once de ellas menores y la mayor parte residentes en la misma urbanización. El detenido contactaba con las víctimas a través de aplicaciones telefónicas, de las redes sociales y del club de pádel en el que trabajaba como profesor.

Según los investigadores, ofrecía a los menores dinero y drogas a cambio de fotos de contenido sexual. Llegaba incluso a cambiarles esas imágenes por otras de chicas de su entorno desnudas.

Los investigadores creen que es responsable de siete delitos de pornografía infantil, ocho de corrupción de menores, tres de exhibición de menores, dos de abuso sexual a un menor de 16 años, uno de coacciones y dos de descubrimiento y revelación de secretos. Identificado como A.R.V., fue puesto a disposición del juez, que decretó su ingreso en prisión.