En prisión un policía nacional de Madrid por abusar de la hija de su expareja

Ya había sido apartado del servicio en varias ocasiones por delitos contra la propiedad

Policía Nacional (Archivo)

madrid

| 17.08.2016 - 13:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un inspector de la Policía Nacional de la comisaría de Coslada (Madrid) ha sido detenido y ha ingresado en prisión acusado de abusar sexualmente de la hija de su expareja, de 12 años, después de que la mujer le denunciase por esto y por maltratarla. Según informa hoy La Razón y han confirmado fuentes policiales, se trata de Carlos V., que ya había sido apartado del servicio en varias ocasiones por delitos contra la propiedad y en el marco de la operación Bloque por una trama de corrupción policial en Coslada.

El inspector permanece en prisión desde el pasado 23 de julio por orden del juzgado que estaba de guardia en Plaza de Castilla ese día, cuando sus compañeros le pusieron a disposición judicial tras detenerle en su puesto de trabajo. Poco antes su expareja, de 45 años y origen indonesio, le había denunciado por maltratarla a ella y por abusar de forma continuada, durante al menos un año, de su hija de 12, también originaria de aquel país.

Parte de los hechos habían ocurrido en Guadalajara, donde el detenido tiene su residencia habitual, aunque en los últimos años residía en Madrid porque ejercía su cargo de inspector en la comisaría de Coslada. Agentes de la Brigada de Policía Judicial de Madrid le llamaron para que fuese a su puesto de trabajo, porque estaba de vacaciones, y cuando se presentó le detuvieron.

El 23 de julio una jueza ordenó su ingreso en la prisión de Estremera por un delito de abuso sexual a la menor y se inhibió en un juzgado de Guadalajara al tratarse también de un posible caso de malos tratos.

El inspector había sido apartado del servicio temporalmente en varias ocasiones desde 1988, cuando le retiraron por un tema de contrabando de tabaco. Luego fue apartado seis meses por proferir amenazas a los policías implicados en la operación Bloque, y también tres años por presuntamente está implicado en la compra de ropa de marca falsificada.