Empresarios atribuyen el ruido de Gaztambide a las tiendas de alimentación 24 horas

madrid

| 22.04.2017 - 15:24 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Plataforma por el Ocio, que agrupa a hosteleros y empresarios de ocio madrileños, atribuye a las pequeñas tiendas de alimentación, conocidas como "chinos", y a los establecimientos que ofrecen comida 24 horas el ruido nocturno del barrio de Gaztambide.

Este barrio ha sido declarado zona de protección acústica especial por parte del Ayuntamiento de Madrid, lo que implica limitaciones en la apertura de locales de ocio, restricciones en los horarios de apertura de las terrazas y también en los establecimientos.

Sin embargo, la Plataforma por el Ocio, que anoche recorrió el barrio de Gaztambide, atribuye el ruido a establecimientos que no son de ocio. En el perímetro con protección acústica "existen tantos chinos como locales de ocio" afirman en un comunicado difundido hoy.

Entre tiendas de alimentación, comercio 24 horas, tiendas de comida para llevar hay un total de 27 establecimientos, de los cuales 18 están en el entorno de las Calles Hilarión Eslava, Fernández de los Ríos y Gaztambide, por encima de los 13 locales de ocio que se encuentran en esta zona (sobre el total de 27 locales de ocio situadas dentro de la ZPAE), cifran.

La libertad de horarios de estos comercios provoca que "el barrio se mantenga activo durante toda la noche, que los flujos de público sean constantes, y que el barrio no se desaloje hasta la mañana siguiente", afirman los empresarios de Gaztambide.

Como algunos locales carecen de espacio para consumir los alimentos y sólo cuentan con mostradores de venta "las concentraciones de público en la puerta de los establecimientos son constantes y provocan ruidos y molestias vecinales", indican.

Estos establecimientos "son el motor del crecimiento del botellón en la zona", añaden.

Según estos empresarios del ocio, el fenómeno de las tiendas de alimentación y su libertad de horarios, así como el desplazamiento de la actividad a hostelera a locales indebidamente aislados e insonorizados "amenaza con colapsar las zonas de ocio de Madrid" y degradarlo con ofertas de comida rápida de "ínfima calidad" que generan ruido y molestias.

La Plataforma por el Ocio, que ayer recorrió Gaztambide junto al edil de Ciudados Sergio Brabezo y el concejal popular Álvaro González, pide que se incremente el trabajo de campo en los barrios y que se pongan en marcha medidas novedosas para controlar el ruido y no medidas restrictivas que a juicio de los empresarios terminan fracasando.