Emergencias avisa de vientos de 95 kilómetros en la sierra y nieve este sábado en Madrid

Tormenta Nieve

madrid

| 03.01.2014 - 12:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112 ha comunicado este viernes un aviso por vientos muy fuertes para mañana en la sierra de Madrid con rachas de hasta 95 kilómetros por hora y nevadas de hasta cinco centímetros de grosor. El 112 ha recomendado a los ciudadanos que decidan pasar el día en zonas con nieve que se informen previamente de las previsiones meteorológicas y acudan con vestimenta y calzado adecuados.

También que protejan especialmente piel y labios de los rayos solares, no practiquen deportes no conocidos si no es bajo la dirección de un monitor y respeten la señalización en las instalaciones deportivas y de ocio.

Otras recomendaciones son no abandonar los recintos de las estaciones de esquí, muy especialmente con niebla o ventisca y no emplear plásticos ni otros elementos para deslizarse por laderas nevadas o heladas, ya que pueden provocar graves lesiones. A los conductores, el 112 les aconseja que lleven en el coche cadenas, una pequeña pala y mantas, así como un dispositivo de alimentación de teléfono móvil.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana cielos muy nubosos o cubiertos en la Comunidad de Madrid, con precipitaciones débiles al principio de la jornada y chubascos moderados durante las horas centrales del día. Las nubes y las precipitaciones tenderán a disminuir a medida que avance el día.La cota de nieve comenzará en los 1.800 metros y bajará hasta los 1.000 metros por la tarde.Las temperaturas irán en descenso moderado, localmente notable al final del día, cuando se registrarán las mínimas.

Los vientos soplarán del suroeste, flojos o moderados, girando a componente oeste y aumentando a fuertes con rachas muy fuertes durante las horas centrales del día.

PROTECCIÓN CIVIL, PARA TODA LA PENÍSULA

Por su parte, Protección Civil ha aconsejado a los ciudadanos extremar las precauciones ante el temporal de viento y nieve que sacudirá a casi toda la península durante el fin de semana y la fiesta de Reyes. A lo largo del sábado, día 4, un frente frío de origen atlántico recorrerá la península de oeste a este, y podrá dar lugar a rachas muy fuertes de viento de entre 80 y 100 kilómetros por hora, especialmente en litorales y zonas altas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Con el paso de este frente, se registrará además un descenso de las temperaturas y las cotas de nieve descenderán hasta los 600-900 metros en el noroeste peninsular.El mal tiempo, sobre todo el viento, afectará especialmente a Galicia, cordillera Cantábrica, las dos castillas, La Rioja, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Extremadura, Murcia, Andalucía y Baleares.

Ante estas previsiones, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventanas y aquellos objetos que puedan caer a la vía pública así como alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. Asimismo aconseja alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que se suelen generar ante la intensidad de vientos fuertes.

En cuanto a los conductores, pide que se extremen las precauciones en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, y recomienda ir atentos a las placas de hielo en la carretera, revisar los neumáticos, anticongelante y frenos. Protección Civil recuerda que es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y el cargador de automóvil.

A las personas que queden atrapadas en la nieve se les aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilando que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.