El Tribunal Superior reclama la creación de un centenar de juzgados en la región

La avalancha de demandas contra Bankia dispara los casos judiciales en Madrid

Vieira dice que haría falta crear más de 100 plazas judiciales en un año

Vieira denuncia que la comunidad tiene las peores infraestructuras judiciales del país

Reclama recuperar el proyecto de la Ciudad de la Justicia

madrid

| 20.07.2016 - Actualizado: 14:45 h
REDACCIÓN

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha reclamado al Ministerio de Justicia la creación de casi un centenar de juzgados en la región así como la provisión de 36 plazas de magistrados para los órganos colegiados. Son datos que recoge la Memoria Judicial de 2015 que hoy ha presentado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira Morante.

En concreto, Madrid pide la creación de 92 órganos unipersonales repartidos de la siguiente manera: 18 juzgados de primera instancia e instrucción, 27 primera instancia, tres de instrucción, 14 juzgados de lo penal, tres especializados en violencia sobre la mujer, 22 de lo Social y cinco de lo mercantil.

Y hasta 36 nuevas plazas de magistrados para órganos colegiados: cuatro en la Sala Civil y Penal y otras cuatro en la Sala de los Social, ambas del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, más trece y quince en las salas de los Civil y Penal de la Audiencia Provincial, respectivamente.

Vieira ha admitido ante los medios que "son cifras que no son realistas" para la planta judicial de Madrid ya que haría falta crear más de 100 plazas judiciales en un año, un número destinado normalmente al conjunto de todo el territorio nacional. Pero ha explicado que esa sería la cifra orientativa atendiendo a las cargas de trabajo que fija el Consejo General del Poder Judicial para los órganos judiciales de la Comunidad de Madrid, es decir, para alcanzar los números que marca el CGPJ.

Con todo, ha querido dejar claro que "resulta ya ineludible la creación de nuevos órganos judiciales" y, entre ellos, la Sección de Apelación penal de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Además, ha propuesto "comarcalizar los Juzgados de Violencia sobre la Mujer" o "establecer juzgados especializados con competencia en toda la provincia". Ese sería el caso de los juzgados de Familia, de Incapacidades y Tutelas, Hipotecarios, de Concursos de Personas Físicas y también de Violencia sobre la Mujer.

NUEVO LLAMAMIENTO A RECUPERAR EL PROYECTO DE UNA CIUDAD DE LA JUSTICIA

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid , Francisco Javier Vieira Morante, ha insistido en recuperar el proyecto de la Ciudad de la Justicia.

"Después del enésimo fracaso del proyecto para dotar a Madrid de una Ciudad de la Justicia que unificara el entorno de todos los órganos judiciales de la capital, puede decirse que la Comunidad de Madrid se halla, en este ámbito, en uno de los últimos lugares, sino el último de todas las de España", ha afirmado.

Así, ha considerado "inconcebible" que los juzgados y tribunales de la capital estén dispersos en 21 sedes, que los 20 partidos judiciales de la periferia cuenten con 38 sedes o que "muchos de los edificios estén en un estado mantenimiento deplorable provocando intervenciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social". "Y resulta sorprendente que, en esta situación, no se utilice con la mayor urgencia un solar puesto a disposición de la Comunidad de Madrid hace ya muchos años (en referencia a la Ciudad de la Justicia) o se diseñen inmediatamente otras soluciones alternativas pata dotar de infraestructuras dignas a los órganos judiciales madrileños", ha agregado.

Por todo ello, Vieira ha pedido una solución "urgente" ante las "deficientes infraestructuras judiciales" ya sea retomando el último proyecto de la Ciudad de la Justicia o agrupando los órganos judiciales por jurisdicciones.

Al margen de las infraestructuras, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha denunciado "la total ausencia de una política de personal" en los órganos judiciales. Vieira ha señalado que esta "dejación" genera que haya juzgados o tribunales con exceso de personal al lado de otros con insuficiencia de funcionarios. De esta forma, ha subrayado que es "imprescindible" la puesta en marcha de un política de personal que no solo cubra las plazas vacantes sino que reorganice las necesidades en función de la carga real de trabajo de cada órgano judicial.

Igualmente, ha lamentado "la falta absoluta de desarrollo de la oficina judicial de Madrid", si bien ha dicho que es "impensable" poner en marcha la oficina judicial en la región como se ha hecho en otros lugares de España, porque el diseño no es adaptable a la comunidad.

Sus críticas también se han extendido a las formas y los plazos en la implantación de las nuevas tecnologías en la administración de Justicia, que evidencian "un notable grado de imprevisión" en su puesta en marcha, como así ha sucedido con el sistema de presentación y notificación telemática Lexnet.

Ahora bien, ha precisado que la situación derivada de los problemas surgidos con la introducción de esta herramienta digital "ha ido mejorando poco a poco", si bien "existen problemas que siguen sin resolverse". "Vamos por buen camino pero nos está costando bastante trabajo", ha apostillado.

LAS DEMANDAS CONTRA BANKIA DISPARAN LOS CASOS JUDICIALES EN MADRID

La "avalancha" de demandas contra Bankia ha disparado en el 2015 el número de litigios en la jurisdicción civil, que han aumentado un 20,9 por ciento con respecto al año anterior, en contra de la tendencia a la baja que registran el resto de jurisdicciones de la Comunidad de Madrid.

Frente a la disminución de la litigiosidad en todas las jurisdicciones, la de lo Civil ha marcado la nota discordante al haber protagonizado una "evolución claramente desfavorable" con un total de 306.876 casos registrados, casi 53.000 más que en 2014.

Para Vieira, la razón reside en el incremento de las demandas por el caso Bankia y otros productos bancarios que hacen que Madrid sea la comunidad que menos ha disminuido el número de asuntos judiciales en trámite -un 1,2 por ciento frente al 14,4 de otras regiones como Aragón-.

A juicio del presidente del TSJM, los ciudadanos han formulado un mayor número de reclamaciones a la vista de las resoluciones judiciales favorables que han ido obteniendo las víctimas en contra de los intereses de la entidad bancaria, que han hecho que "confíen en la Justicia".

De hecho, cada magistrado de lo civil se hizo cargo de 918,8 procesos judiciales, un 18,3 por ciento más que en 2014. Y aunque se han incrementado los asuntos resueltos en un 9,5 por ciento, la cifra de resoluciones dictadas es menor que la de casos ingresados.

Llama también la atención la "preocupante" situación de los juzgados de lo mercantil, donde el incremento de asuntos ingresados es "constante" -un 17,6 por ciento más-, algo que "no puede ser asumido" por la Justicia de la comunidad.

Según ha manifestado Vieira, estos juzgados se han visto "saturados y con una excesiva carga de trabajo" fruto de la crisis económica y de una "política restrictiva de creación de nuevos juzgados, que solo ha podido verse paliada con refuerzos temporales". No obstante, no ocurre lo mismo con el resto de jurisdicciones que han seguido una tendencia a la baja en el registro de asuntos judiciales, como en lo Penal donde los casos registrados han disminuido un 7,1 por ciento y los que están en trámite lo han hecho poco más de un 16.

A ello ha contribuido, a juicio de Vieira, la "agilización de la justicia penal" con la entrada en vigor el pasado diciembre de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que acorta los procesos de instrucción a seis o 18 meses con posibilidad de prórroga.

También se han resuelto más casos que en años anteriores pues, a finales de 2015 seguían en trámite 5.655 asuntos, casi mil menos que en el año anterior.

Situación parecida registra la jurisdicción social, donde los casos han descendido un 6.3 por ciento y en la que el número de asuntos resueltos ha sido superior al de casos ingresados, aunque en menor medida que el año anterior.

También disminuyen los casos de lo contencioso-administrativo -un 2,4 por ciento, un porcentaje menor que años anteriores-, jurisdicción donde se resuelven más asuntos de los que se ingresan y donde ha reducido un 19,1 por ciento la duración media de los procesos.

Ahora bien, a pesar de esta tónica general de descenso, Madrid sigue siendo la segunda comunidad con más asuntos judiciales -1.372.997 casos registrados-, por detrás de Andalucía, y donde, según Vieira, se registran "probablemente los casos más complejos" al situarse en el "centro neurálgico" de la judicialidad española.