El tranvía de Parla, el proyecto estrella de Gómez, al borde de la quiebra

madrid

| 12.07.2011 - 14:15 h
REDACCIÓN

El transporte urbano de una ciudad del sur se encuentra en una difícil siuación que hace peligrar su viabilidad para el futuro. El tranvía de Parla, la gran apuesta del que fuera alcalde de la localidad Tomás Gomez, está al borde de la quiebra y sin pagar a sus empleados desde hace dos meses.

La deuda del Ayuntamiento con la empresa que lo gestiona, es millonaria.

El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha pedido explicaciones al secretario general del PSM, Tomás Gómez, por la deuda de 30 millones de euros que, según calculan los 'populares', mantiene el Ayuntamiento parleño con la empresa adjudicataria del servicio de tranvía y ha asegurado que el exregidor parleño promovió esta "obra faraónica" con la certeza de que el "proyecto era inviable". "No es un caso de previsión equivocada, porque ya sabía que no iba a ser capaz de pagarlo", ha precisado Granados.

El 'popular' ha comparecido esta mañana en una rueda de prensa, junto al portavoz del PP parleño, Miguel Angel López, para valorar la situación en la que se encuentra el servicio del tranvía y la deuda del Ayuntamiento con la adjudicataria, que han cifrado en 30 millones de euros.

En este sentido, López ha confirmado que, desde 2007, el Ayuntamiento parleño no ha afrontado ninguno de los pagos que le correspondía, unos 10 millones de euros anuales (800.000 euros al mes) para el abono de las nóminas de los 58 trabajadores del servicio y la financiación de las obras.

Por su parte, fuentes municipales han negado los impagos y han asegurado, en declaraciones a Europa Press, que "el Ayuntamiento ha invertido en total más de 70 millones de euros entre la explotación e inversión" en el proyecto, incluidos los gastos en la construcción, cuyos trabajos comenzaron en diciembre de 2004. "Desde su puesta en marcha, en 2007, Parla sigue asumiendo regularmente los importes correspondientes", han precisado.

Las mismas fuentes han destacado que el Ayuntamiento "viene cumpliendo regularmente con los pagos" y han explicado que los posibles retrasos responderían a que las cantidades "se están renegociando con entidades bancarias para tratar de hacer los pagos de forma más flexible", una medida que, según han subrayado, se adopta "en época de crisis para maximizar los recursos".

Ante esta situación, Granados ha responsabilizado a Tomás Gómez de poner en marcha un proyecto a sabiendas de que era "inviable" y de que el "Ayuntamiento no podría pagar 800.000 euros mensuales" por su mantenimiento.

Así, el secretario general del PP madrileño ha acusado a socialista de poner en marcha el tranvía "simplemente por intereses políticos". "Toda la gestión de Gómez ha descarrilado", ha declarado el 'popular', quien ha asegurado que éste sería "un caso evidente" para incluir en una posible reforma legal que inhabilite a los cargos públicos que hayan "derrochado" dinero público.

POSIBLE RESCISION DE LA CONCESION

Por su lado, el portavoz del PP parleño ha anunciado que la empresa adjudicataria del servicio está "estudiando" la rescisión de la concesión "por falta de pago", una de las posibilidades que contemplaba el pliego. En caso de llegarse a este extremo, Miguel Angel López ha recordado que la Administración local seguiría adeudando la cantidad no aportada mientras que el servicio podría sacarse de nuevo a "concesión".

A juicio del PP, las deudas que mantiene el Consistorio parleño con la empresa están afectando directamente a los 58 trabajadores, quienes aún no han cobrado la paga de junio y la extraordinaria de verano, según López. Los trabajadores han remitido un escrito a la empresa en el que anuncian "jornadas de protesta" y el inicio de trámites "para comenzar una huelga indefinida" con servicios mínimos de un convoy por vía con una "frecuencia de paso de 30 minutos" durante todo el día.

Por su parte, el alcalde de Parla, José María Fraile (PSOE), ha asegurado que el Ayuntamiento "garantizará el funcionamiento del tranvía y su continuidad" y, en este sentido, ha señalado que los parleños "tendrán tranvía para muchos años" al tratarse, según ha remarcado, de una "seña de identidad" de la localidad.

Fuentes del Gobierno local han recriminado a Granados, por su lado, los ataques que está sufriendo este medio de transporte. Así, han recordado que el propio Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid dio en su día "el visto bueno" a la creación del tranvía en la localidad, una inauguración que contó con la asistencia de la presidenta regional, Esperanza Aguirre.

"Parece increíble que se haya apostado por el tranvía como un medio innovador y que, ahora, de pronto, se cuestione la viabilidad de este proyecto", han señalado a Europa Press.

Los trabajadores del Tranvía de Parla han anunciado movilizaciones, como un paro inmediato de la circulación de trenes, si el Ayuntamiento no abona parte de la deuda que mantiene con la empresa adjudicataria del servicio y que ha provocado el impago de la nómina del mes de junio y la paga extraordinaria.

Desde el Comité de Empresa han calificado la situación como "insostenible" y han confesado sentirse engañados por el Ayuntamiento. "Nos reunimos con ellos hace tres días y nos aseguraron que nos harían un ingreso esta semana para garantizar el pago de las nóminas, pero no ha sido así", han manifestado en declaraciones a Europa Press.

Sin embargo, fuentes municipales han asegurado que desde el Ayuntamiento se viene abonando la deuda que se mantiene con Tranvía de Parla S.A en pagos periódicos y el último tiene vencimiento en el mes de julio. Aún así, han propuesto a la empresa adelantar una parte de ese pago para garantizar el cobro de las nóminas la próxima semana.

También han querido recordar que el Consistorio no tiene responsabilidad en la relación que la empresa adjudicataria del servicio mantiene con sus empleados pero han asegurado que velarán porque se respeten los derechos legales de los trabajadores.