El tráfico disminuyó un 24% en la almendra central con la restricción de matrículas

Ese día el NO2, en comparación con el azufre, bajó un 13 por ciento

En Navidad la demanda del transporte público aumentó en 4,6 millones de viajes

Madrid Salud destaca que en la capital hay más muertes por afecciones respiratorias que en la media del país

madrid

| 18.01.2017 - 15:39 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Las emisiones de dióxido de nitrógeno (N02) se redujeron un 13 % en la ciudad de Madrid el pasado 29 de diciembre, cuando se restringió la circulación por la almendra central de la ciudad a los vehículos con matrícula par por la aplicación del protocolo anticontaminación. Además el tráfico disminuyó un 24 por ciento en la almendra central el pasado 29 de diciembre, cuando pudieron circular las matrículas impares en aplicación del escenario 3 del protocolo anticontaminación, han informado fuentes de Medio Ambiente y Movilidad tras la reunión del grupo técnico y político de la comisión de la calidad del aire, presidida por la delegada Inés Sabanés.

Estos datos constan en un estudio preliminar del que ha informado el Ayuntamiento de Madrid en la mesa sobre calidad del aire, a la que han asistido técnicos y representantes de los partidos políticos para analizar la evolución de la contaminación atmosférica de la ciudad y las medidas para combatirla.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha dicho hoy a los periodistas que la aplicación del protocolo "mejora" la calidad del aire, aunque no de forma sustancial, ya que la reducción de la circulación de vehículos por la almendra central tiene un efecto "positivo" sobre los valores de la contaminación.

"Hay un alto grado de cumplimiento de las medidas", ha dicho además la delegada, que iniciará en febrero una evaluación sobre el protocolo actual.

Además, según los datos facilitados a los periodistas por el departamento de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el día 29 hubo una reducción del tráfico en la almendra central del 24 % con respecto al resto de días y aumentó la demanda del transporte público un 7,5 % frente al 5 % de incremento que se produjo cuando se prohibió aparcar en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

No obstante, el día 29 de diciembre -cuando se impidió entrar a la almendra central a la mitad del parque automovilístico- se mantuvo o incluso aumentó ligeramente la circulación de coches fuera de la almendra central, ya que muchos vecinos aparcaron su vehículo allí y se dirigieron al centro en transporte público.

Preguntada por los periodistas sobre si la capital planteará la restricción a la circulación en función del grado de contaminación de cada vehículo (según los etiquetajes), Inés Sabanés ha dicho que de momento no está sobre la mesa esa medida.

"Eso es un tema a estudiar. De momento, no están todos los vehículos etiquetados, no es obligatorio exponer las etiquetas y no sabemos ahora mismo cuál sería la afectación real según nuestro parque automovilístico", ha dicho Inés Sabanés, quien ha apuntado además que las restricciones según los etiquetajes en otras ciudades europeas tienen "carácter permanente" y no se aplican en "episodios" de contaminación.

El Ayuntamiento seguirá trabajando para fomentar el uso del transporte público y mantiene tal y como está el protocolo contra la contaminación, por lo que de tener que aplicarse de nuevo se hará de igual manera que en el episodio anterior, del 26 de diciembre al 1 de enero.

El edil socialista Chema Dávila, que también ha asistido a la reunión, se ha mostrado satisfecho con su contenido y ha asegurado que el PSOE se va a involucrar para sacar "lo más rápido posible" el plan de calidad del aire que permita luchar contra la contaminación, que, ha dicho, está causando muertes en Madrid.

El objetivo del PSOE es fomentar el uso del transporte público y que cada vez menos gente utilice el coche para circular por la ciudad, con medidas como la puesta en marcha de la área de prioridad residencial (APR) para todo el distrito centro.

Por su parte, el concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo ha criticado que aún no se ha puesto en marcha el plan de calidad del aire y ha reclamado simplificar el protocolo para que sea efectivo pero se pueda informar mejor a los madrileños.