El tapón del Madrid Arena

madrid

| 02.07.2013 - 14:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La avalancha mortal en la que perdieron la vida las cinco jóvenes en el Madrid Arena, tardó mucho tiempo en ser detectada y resuelta por los vigilantes de la empresa Kontrol 34.

Tardaron un cuarto de hora en darse cuenta de que había que vaciar el vomitorio por el extremo contrario al que se produjo el tapón asesino, según demuestran nuevas informaciones periodísticas.

Son casi las tres y media de la mañana, esta zona está tranquila pero por muy poco tiempo. La pista está llena, con un aforo excesivo y comienza la actuación de Steve Aoki. A las 3.31 ya se pueden observar los primeros problemas.

Demasiada gente en ese punto, alguien se cae. Se forma la montonera que acabará siendo mortal. Una chica se lleva las manos a la cabeza.

Empiezan a llegar los porteros de Kontrol 34. Según publica el diario El Mundo a partir de ese momento tardar 14 minutos en dar con la estrategia para salvar a la gente de la avalancha.

Primero intentan sacar a la gente del pasillo. Tiran de ellos y también de las personas que se acercan aterrados buscando a sus amigos.

Son momentos de auténtico pánico, la avalancha se hace más grade, y aplasta a los que están dentro de ella. Esta fotografía ha quedado grabada en nuestra retina, la montonera, cuentan los testigos, alcanzó los dos metros de altura.

A las 3.44, uno de los porteros comienza a dirigir a los demás. Van hacia otro vomitorio que está libre, de ese modo pueden llegar hasta la pista de baile y de nuevo hasta el pasillo de la avalancha pero por el otro extremo. Al actuar allí logran en cuatro minutos liberar a todo el mundo e impedir que entre más gente.

La avalancha se disuelve, sin embargo cinco jóvenes ya están heridas y no podrán salvar sus vidas.