El Severo Ochoa recupera una técnica clásica para reducir el número de cesáreas

Hospital Severo Ochoa

madrid

| 04.03.2016 - 12:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Severo Ochoa (HUSO) de Leganés acaba de implantar la versión cefálica externa, una técnica clásica antigua que quieren recuperar en este centro para reducir el número de cesáreas en los partos, según ha informado el Gobierno regional.

Con este procedimiento, mediante maniobras externas sobre el abdomen materno, se intenta modificar la postura del feto antes del parto desde la posición podálica o de nalgas a la posición cefálica, situando la cabeza hacia la pelvis materna. El objetivo es favorecer el parto vaginal y evitar que en el momento del parto el feto se encuentre de nalgas.

Tanto el parto vaginal de nalgas como la realización de una cesárea conllevan más riesgos que un parto en cefálica. Con la realización de la versión cefálica externa se pretende reducir el riesgo de complicaciones maternas y fetales, así como el número global de cesáreas.

El jefe de Sección de Obstetricia del HUSO, Juan Fernández Esteban, ha explicado que "la versión cefálica externa es una técnica sencilla y segura que se realiza en la semana 37 y que intenta cambiar la presentación del bebé a su posición óptima para el parto vaginal". "Es una técnica antigua que cayó en desuso y ahora muchos hospitales la estamos recuperando", ha explicado.

Esta técnica se lleva a cabo en el Area de Paritorio, donde el obstetra comienza las maniobras ejerciendo una presión suave sobre el abdomen de la madre y emplea un ecógrafo para conocer en todo momento la situación del feto y su bienestar.

HUMANIZACION DEL EMBARAZO

La incorporación de esta técnica a la cartera de servicios del Hospital Universitario Severo Ochoa se enmarca en la línea del Servicio de Ginecología y Obstetricia de incluir paulatinamente diversas medidas de humanización del embarazo y el parto que permitan ofrecer a la mujer gestante unas condiciones óptimas durante todo el proceso, así como posibilitar el parto natural en todos los casos en los que sea posible o potenciar los partos vaginales frente a las cesáreas, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido, algunas de las iniciativas destacables que se han incorporado en los últimos años han sido realizar charlas informativas a las mujeres gestantes y a sus acompañantes o convertir los paritorios en salas dilataciónparitorio para evitar traslados.

El Severo Ochoa también ha introducido medidas alternativas para tratar el dolor, como la analgesia inhalatoria, el acompañamiento ininterrumpido de la mujer durante la dilatación y el parto, -excepto en aquellos casos en los que sea necesario por motivos médicos-, así como el inicio del contacto piel con piel entre madre y recién nacido inmediatamente después del parto, incluso en las cesáreas en las que sea posible.

Gran parte de estas iniciativas forman parte del proyecto para la consecución de la Fase IV de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), una acreditación que supone el reconocimiento a todas las actuaciones destinadas a promover y apoyar la lactancia materna, mejorando la calidad de la atención al embarazo, parto y periodo perinatal.