El Samur reparte juguetes por Navidad

Los 63 niños que viven en los centros de acogida de Valdelatas y San Roque reciben 200 juguetes

madrid

| 27.12.2016 - 20:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Efectivos del SAMUR-Protección Civil han entregado muñecas, tractores, peluches, coches teledirigidos, juegos de mesa o libros a los 63 niños que viven en los centros de acogida de Valdelatas y San Roque, como regalos de navidad de este año.

Según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, los 200 regalos los han entregado efectivos del SAMUR-Protección Civil, que se han vestido de pajes. Por su parte, los niños han cantado una canción a modo de agradecimiento, acompañados por sus familias, tutores y profesores.

En las tareas de reparto ha colaborado el delegado del Area de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, quien ha recordado que "de Oriente no sólo tienen que venir los Reyes Magos, sino también los refugiados".

"Seguiremos trabajando día a día para que la situación de estos niños cambie, para que exista una igualdad de oportunidades que nos permita hacer una ciudad más justa. Estas familias necesitan sentir la alegría de poder hacer comunidad entre todos", ha añadido el delegado.

Esta iniciativa es posible gracias a un convenio firmado por el Samur-Protección Civil, el Samur Social y el supermercado Alcampo, que ha donado y seleccionado el cargamento de juguetes.

Los centros de acogida de San Roque y Valdelatas están integrados en el proyecto de intervención sociocomunitaria con población inmigrante.

Se trata de un recurso de atención integral puesto en marcha por el Ayuntamiento de Madrid para acoger de manera temporal a familias extranjeras en situación de grave exclusión social, que carecen de alojamiento y de recursos económicos.

Los adultos reciben preparación y asesoramiento gracias a los programas de inserción sociolaboral, los niños van al colegio y todos reciben manutención y asistencia sanitaria. Cada unidad familiar suele permanecer alojada en estos centros alrededor de un año o año y medio, hasta que alcanza los objetivos marcados y cuenta con recursos suficientes para instalarse en una vivienda propia o en algún piso de inserción o acogida.

Los dos centros están gestionados por ACCEM, una ONG que trabaja para mejorar las condiciones de vida de las personas y colectivos más vulnerables. En ellos viven provisionalmente 63 niños y 45 familias.