El SAMUR incorpora una unidad de reanimación cardiaca extracorpórea

Llevará a cabo un ensayo clínico en colaboración con el Hospital Clínico San Carlos

La técnica se aplica en pacientes que no reaccionan a la fibrilación ventricular

En 2014, un 23,6% de pacientes se recuperaron sin secuelas de paradas cardiacas

madrid

| 30.03.2015 - 14:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El SAMUR da un nuevo paso para seguir siendo una referencia mundial en la medicina de urgencias y emergencias extrahospitalarias. Dentro del trabajo que desarrolla en el campo de la investigación clínica, el servicio municipal ha propuesto al Hospital Clínico San Carlos la realización de un ensayo clínico para estudiar la implantación de un innovador sistema que permite la reanimación extracorpórea en las paradas cardiacas refractarias. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha presentado hoy la nueva unidad.

La técnica, conocida como ECMO (oxigenación con membrana extracorpórea) se aplica en pacientes que no reaccionan a la fibrilación ventricular después de tres o más desfribrilaciones y consiste en sustituir la función del corazón por una bomba externa que impulsa la sangre. Actualmente se está aplicando como alternativa a otros tratamientos convencionales en los cuidados intensivos hospitalarios, pero hasta ahora en España no se ha realizado en el ámbito extrahospitalario.

La alcaldesa ha explicado que, con esta iniciativa se podrá avanzar “en la atención del paciente y su supervivencia” y también “mantener a la ciudad de Madrid en el nivel más alto de atención y servicios al ciudadano”.

El SAMUR-Protección Civil es un servicio de referencia nacional en cuanto a los resultados de supervivencia sin deterioro neurológicos en el manejo de la parada cardiaca extrahospitalaria. En el año 2014, el porcentaje de recuperación sin secuelas fue del 23,6%, lejos de los porcentajes del resto del país y de zonas como Norteamérica, donde se manejan cifras siempre inferiores al 10%.

Para la puesta en marcha de la nueva unidad será necesario formar a todos los médicos y enfermeros del SAMUR en el procedimiento ECMO. En una primera fase, se seleccionará a un grupo de especialistas para llevar a cabo las técnicas más complejas con el fin de homogeneizar la respuesta del servicio ante pacientes susceptibles de recibirlo.

El trabajo conjunto con el Hospital Clínico garantiza el seguimiento del estudio y la obtención de datos, al igual que la posibilidad de comparar estos resultados con estudios que ya se están desarrollando y que pueden ofrecer nuevas soluciones al manejo de las paradas cardiacas.

Tras el obligado paso del procedimiento por el Comité ético del hospital, como ocurre con todos los ensayos clínicos, los pacientes que sufran una parada cardiaca, y que reúnan determinados criterios de inclusión, serán sometidos a esta técnica.

La unidad que hoy se ha presentado está implantada en un Porsche modelo Cayenne S E-Hybrid, el único vehículo híbrido en el mercado que cumplía los requisitos necesarios para transportar la membrana de circulación extracorpórea, y que ha sido cedido por la compañía automovilística.

INVESTIGACIÓN Y FORMACIÓN

La alcaldesa ha destacado “la importante trayectoria investigadora del SAMUR”, una trayectoria en la que se enmarca esta nueva iniciativa y que ha convertido a este servicio en “un activo participante en congresos de la especialidad de medicina de urgencias y emergencias”, lo que se acreditó en el último Congreso Nacional de SEMES (Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias). En este foro destacaron por ser responsables del 31,5% de todas las comunicaciones científicas sobre medicina extrahospitalaria, y por ganar los premios a la mejor comunicación de médico, y a la primera y segunda mejores comunicaciones de técnicos de emergencias.

“Abarcar cada uno de los eslabones de la cadena de la supervivencia” es, como ha explicado la alcaldesa, “uno de los secretos del SAMUR-Protección Civil”. “Descuidar uno sólo de ellos es renunciar al resultado, y por tanto, renunciar a la supervivencia del paciente”. A este objetivo responde el programa de formación del ciudadano y primer respondiente, en el que participaron más de 44.000 personas en 2014. Y también el hecho de que esté presente siempre un segundo médico jefe de guardia en cada una de las paradas cardiacas, o la mejora de la coordinación con otras especialidades médicas hospitalarias que garanticen la continuidad de los ciudadanos del paciente