El SAMUR atiende a 176 personas en el desfile del Orgullo, la mayoría leves

madrid

| 07.07.2013 - Actualizado: 14:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El SAMUR ha atendido a 176 personas, la mayoría de carácter leve, durante la celebración del desfile del Orgullo Gay este sábado en Madrid y la fiesta posterior, aunque 24 de ellos fueron trasladados a un hospital, según han informado a Efe fuentes de Emergencias Madrid.

De los 24 traslados, que se efectuaron para realizar pruebas adicionales o poner a los atendidos en observación, dos de ellos fueron por intoxicaciones graves por sobredosis de droga.

A excepción del algún caso como éstos de intoxicación etílica y por drogas, en general los atendidos presentaron problemas "leves" o "muy leves" como cortes, contusiones o mareos.

El SAMUR contó con dos dispositivos, uno en la calle Montalbán, centrado en el desarrollo del desfile, que discurrió entre Atocha y la Puerta de Alcalá, y en el que participantes y asistentes a la marcha soportaron en ocasiones temperaturas de más de 40 grados, y otro en la calle Clavel, destinado a las posteriores celebraciones

Veintiuna carrozas desfilaron en la manifestación del Orgullo Gay por el centro de Madrid, que se desarrolló bajo el lema "Jóvenes sin armarios" y en la que se protestó contra los recortes.

La manifestación del Orgullo Gay se ha convertido en una "marea arcoiris" para reivindicar la igualdad de todas y todos, con independencia de la orientación sexual, y se ha querido ligar a otras "mareas" contra "los recortes fundamentales" de la sanidad y la escuela pública.

El color, el sonido de los tambores, de la música, de la música, los disfraces de los más atrevidos y los que quieren disfrutar más de la fiesta, los curiosos, los grupos de amigos que salen a divertirse y vivir esta celebración, han vuelto a convertir el centro de Madrid en el Orgullo Gay más multitudinario.

Y en el que este año ha triunfado por excelencia el agua, por encima de la sangría y la cerveza, que también se han bebido, dadas las elevadas temperaturas.

PROTESTA ANTE SANIDAD

Prueba de ese nexo de unión entre estas "mareas" ha sido la imagen que han protagonizado un grupo de manifestantes frente al Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, por donde discurría este año la marcha.

Algunos miembros del grupo se han quedado en ropa interior de color rojo y otros han optado por quedarse desnudos, bajo la bandera de los colores que representan el Orgullo Gay, como forma de protesta por "los brutales recortes del Estado de bienes que estamos padeciendo".

"Nos desnudamos porque nos dejan solos frente a los recortes", han gritado los convocantes frente al Ministerio, mientras sonaban campanas de duelo en un megáfono para protestar por la política sanitaria "donde importa más el dinero que las personas".

Así lo han querido reflejar, y así también lo han dejado patente los organizadores de la marcha, el colectivo y la federación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, COGAM y FELGTB, en el manifiesto final.

"Exigimos -han dicho- que todas las personas, independientemente de su origen y la situación legal en que se encuentren, puedan ser atendidas. No más muertes por la falta de atención médica. El personal sanitario tiene el derecho y el deber de cuidar y curar. Que nadie se los recorte. ¡La salud no se recorta!".

Pero también han mostrado su apoyo a la escuela pública: "¡No a los recortes en las escuelas! ¡Sí a una educación gratuita, pública y libre de lgtbfobia!. ¡Todo nuestro apoyo a la lucha de la marea verde!".

Aunque por encima de todo su reivindicación por la igualdad, por la marea violeta: "denunciamos la injerencia inaceptable del Estado y de la jerarquía eclesiástica en los derechos de las mujeres. ¡Las mujeres bisexuales, lesbianas y heterosexuales tenemos derecho a abortar! ¡No más leyes del patriarcado sobre nuestros cuerpos!"

La marea arcoíris ha querido reivindicar la igualdad de todas y todos "con independencia del nacimiento, etnia, sexo, lugar de residencia, religión, opinión, orientación sexual o identidad de género".

Unas palabras a las que se han sumado desde el principio de la marcha el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que en declaraciones a Efe, ha denunciado los "pasos atrás muy serios" que se han dado en sanidad y educación y "que se pueden pagar en el presente y en el futuro".

A estas críticas se ha sumado el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que ha subrayado al igual que Méndez la importancia de la defensa de la igualdad y el respeto.

También lo ha hecho el líder de IU, Cayo Lara, que ha apoyado la marcha en favor de los derechos y las libertades de la gente que quiere vivir su intimidad "como le da la gana", sin la "opresión" de los gobiernos al servicio de jerarquía religiosa.

Unas declaraciones que se producían desde la cabecera de la manifestación, encabezada por las presidentas de las organizaciones convocantes, Esperanza Montero y Boti G. Rodrigo, en la que también se encontraban los representantes del PSOE Pedro Zerolo, Purificación Causapié y Maru Menéndez, además de otros miembros de IU y Equo, entre otros.

Todos ellos han sido arropados, a ambos lados del Paseo del Prado y hasta llegar a la Puerta de Alcalá, donde se ha leído el manifiesto, por una multitud de personas que han soportado en ocasiones más de 40 grados para vivir esta celebración.