El religioso español afectado de ébola atraviesa el momento crítico de la enfermedad

El religioso con ébola está estable y aún no recibe tratamiento experimental

madrid

| 24.09.2014 - 13:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Manuel García Viejo, el religioso de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) infectado por ébola e ingresado en el hospital Carlos III de Madrid, está "estable y consciente" dentro de la gravedad, y aún no recibe tratamiento experimental contra el virus.

Por lo que han contado los hermanos de la Orden de San Juan de Dios a la que pertenece se encuentra desanimado. Al parecer, aún no sufre hemorragias, sigue a la espera de un tratamiento alternativo y, de momento, se le administran medidas de soporte para bajar la fiebre y evitar la deshidratación. Ahora se especula con que pudo contraer la enfermedad mientras operaba a una mujer en su hospital de Sierra Leona

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha señalado que el equipo del hospital Carlos III trabaja en buscar alternativas para tratar al religioso infectado de ébola Manuel García Viejo, quien "sin duda está en manos de los médicos".

Con motivo de su visita a la feria Biospain 2014, cuya celebración en Compostela contribuirá al empuje y a la visibilidad de la biotecnología gallega y de la de todo el noroeste peninsular, Mato ha señalado a los informadores que "se están haciendo todos los esfuerzos para tener todos los medicamentos disponibles".

"En estos momentos, los médicos son los que van a decidir cuál es el tratamiento dentro de los disponibles", ha subrayado.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios cuenta con dos hospitales en Lunsar (Sierra Leona) y Monrovia (Liberia) que actualmente están clausurados como medida preventiva y temporal a causa del ébola, pero se está trabajando para poder seguir prestando servicios sanitarios en coordinación con las autoridades de esos países, de la OMS y otras organizaciones.