El refuerzo de limpieza arrancará en septiembre en Usera y el Ensanche

El Ayuntamiento ve "grandes restricciones" para aumentar la plantilla de limpieza

Los siguientes barrios serán Lavapiés, Malasaña y Aeropuerto

Rita Maestre asegura que el "problema de la limpieza" lo han heredado del Gobierno de Botella

"La página V.O. se va a mantener con su filosofía original", insiste Maestre

madrid

| 25.07.2015 - Actualizado: 23:06 h
REDACCIÓN

El refuerzo de la limpieza impulsado por el Ayuntamiento de Madrid, desde la concejalía capitaneada por Inés Sabanés, ha arrancado en Usera y el Ensanche y de manera "inminente" se pondrá en marcha en Lavapiés, Malasaña y en el barrio del Aeropuerto, ha informado la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

El plan de choque previsto arrancará en septiembre, tal y como se ha acordado con las empresas adjudicarias en las reuniones mantenidas. Maestre ha defendido que el "problema de la limpieza" lo han heredado responsabilizando directamente al anterior equipo de Gobierno, el popular de Ana Botella.

"Nosotros lo hacemos frente", ha apostillado. De hecho, como ha explicado, la limpieza de las calles es una de las medidas urgentes incluidas en sus primeros cien días de gobierno. Es posible gracias a la "voluntad" de las áreas.

Maestre, por otro lado, no ha dudado en señalar que el problema de la limpieza se ha agravado porque hay "menos gente para limpiar", lo mismo que apuntan tanto los sindicatos como "el sentido común". En el Pleno de ayer se anunció la vuelta del servicio de recogida de muebles y enseres y hoy el de la hoja.

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, ha reconocido hoy que las "restricciones" del ERTE son "grandes" para poder aumentar las plantillas de trabajadores, aunque ha indicado que están negociando el refuerzo de las mismas con los sindicatos y las seis empresas concesionarias encargadas de la limpieza de la ciudad.

"Hay algunas restricciones normativas que vamos a tratar de sortear para que Madrid está más limpio", ha dicho, al tiempo que ha puntualizado que están viendo "cuál es la mejor forma de hacerlo sin saltarse la legalidad", ya que los contratos vinculan "durante años".

VERSIÓN ORIGINAL: LA PAGINA VA A MANTENER SU FILOSOFÍA

El Ayuntamiento de Madrid ha recibido unos 200 correos electrónicos después de que el Gobierno municipal pidiera a la ciudadanía que le reenviara informaciones periodísticas que pudieran ser dudosas o incorrectas, siendo la "mayoría" de esos emails favorables a la web de desmentidos Versión Original, han informado fuentes municipales tras la Junta de Gobierno.

Un 10 por ciento de los correos recibidos corresponden a propuestas de mejora de la página y otro tanto por ciento a preguntas sobre noticias opinativas o interpretativas y que no se responden desde el Gobierno porque la función de esta web "no es abrir un debate" y porque en ellas no aparecen datos erróneos.

La portavoz del Ejecutivo, Rita Maestre, ha afirmado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que no creen "en teorías conspirativas" y que la polémica generada en torno a Versión Original responde a la aparición en el Ayuntamiento de "dnámicas propias", diferentes a las puestas en marcha durante 25 años de gobiernos del PP.

Eso ha provocado "cierta incertidumbre", propia de los "cambios". Lo que se necesita ahora es "un periodo de transición". También ha remarcado que la intención del Gobierno municipal pasa por tener "la mejor relación con los medios de comunicación, franca, abierta y sometida a las preguntas de los periodistas" aunque ha reconocido que "seguro que se puede mejorar".

Además ha remarcado que "la página se va a mantener con su filosofía original y por las mismas razones por las que se puso en marcha".

Tras el acuerdo alcanzado entre la alcaldesa, Manuela Carmena, y el portavoz socialista, Antonio Miguel Carmona, Maestre ha contestado que la web se evaluará y se pondrán en marcha mejoras "si son necesarias", después de recordar que en ningún momento ha aparecido el nombre y apellidos de los periodistas cuyas informaciones aparecen colgadas.

Sí que se incluye la noticia para no descontextualizar las declaraciones de las fuentes primarias. También ha apuntado que todavía no ha pasado el suficiente tiempo para evaluarla.