El Ramón y Cajal cierra una sala de quimioterapia por la rotura de una válvula de agua

El tratamiento previsto hoy para 39 pacientes se ha trasladado al viernes sin riesgo para su salud

La Policía Nacional ha procedido al arresto de un médico del Hospital Ramón y Cajal por un presunto delito de abusos a un paciente a la que estaba siendo atendido en las Urgencias, según han señalado a Europa Press fuentes policiales.

madrid

| 29.03.2017 - 19:20 h
REDACCIÓN

La rotura de una válvula de agua ayer en el Hospital Ramón y Cajal ha obligado a cerrar una zona del centro donde se preparaban tratamientos de quimioterapia y, por este motivo, se ha tenido que reprogramar a este viernes 39 tratamientos de pacientes que estaban previstos este miércoles sin que ello suponga "ningún riesgo" para su salud.

Según han indicado desde el hospital, la incidencia tuvo lugar al mediodía de ayer cuando se rompió "fortuitamente" una "válvula de agua" que estaba siendo manipulada por trabajadores encargados de unas obras que se están acometiendo en el servicio de Farmacia, situada en la planta -5 del centro.

En concreto, la rotura ha afectado a la sala de preparación de la nutrición parenteral y el acceso a la misma, así como la sala contigua a ésta y que sirve para la preparación de tratamientos citostáticos que se emplean habitualmente en quimioterapia.

Así y por motivos de seguridad, el servicio de Medicina Preventiva del hospital acordó cerrar esa zona hasta resolver la incidencia.

Por otro lado, desde el hospital aseguran que toda la asistencia a pacientes que precisan tratamientos de nutrición parenteral se está realizando sin problema alguno.

A su vez, los tratamientos citostáticos urgentes de ayer se administraron así como todos los tratamientos programados y los ambulantes de la jornada de la mañana, que también se administraron con "normalidad".

No obstante, hay 39 pacientes con tratamientos prescritos de quimioterapia --de hoy miércoles-- a los que se les ha notificado por teléfono la incidencia y reprogramado la cita para el viernes sin que ello suponga riesgo alguno para su salud.

El resto de tratamientos que se administran en el Hospital de Día Médico y cuya preparación no precisa de estas salas, se administraron con normalidad.

Por su parte, la plataforma 'Salvemos el Ramón y Cajal' expone que esta avería es un "caso más" del "inaceptable deterioro" de los hospitales públicos por "no tener una política adecuada de mantenimiento".

"Incidentes de este tipo siempre son posibles pero las posibilidades aumentan cuando no se dedican los recursos necesarios a mantenimiento", ha lamentado la citada plataforma.