'El Rafita' sale de prisión tras cumplir su última pena por atentar contra la seguridad vial

(archivo)

madrid

| 22.05.2014 - Actualizado: 23:39 h
REDACCIÓN
Más sobre: RafitaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Rafael Fernández García, alias El Rafita, salió de prisión el pasado 20 de abril tras cumplir su condena por un delito contra la seguridad vial y por atentado a la autoridad, según han informado fuentes judiciales.

Las mismas fuentes han indicado que ha cumplido la pena íntegra, si bien al realizar la liquidación de la misma se ha visto reducida. "Fue a prisión porque no pagó la multa que se le impuso", han indicado.

'El Rafita' llevaba en prisión desde el pasado mes de agosto, cuando fue detenido por agentes del Cuerpo de Policía Local de Getafe pertenecientes a la subinspección de Perales del Río.

Entonces fue acusado de conducción temeraria y sin permiso para conducir ningún tipo de vehículo. Además, uno de los agentes resultó herido durante la detención, por lo que fue acusado de atentado a la autoridad.

La detención se produjo en la Cañada Real Galiana cuando los agentes se percataron de la existencia de una gran columna de humo en una zona que suele ser utilizada para la quema de vehículos robados.

Cuando se dirigían al lugar se encontraron con dos jóvenes, que al ver a la Policía Local iniciaron la huida, por lo que se inició una persecución que concluyó con la detención de El Rafita, mientras que el otro individuo logró darse a la fuga.

Rafael F.G. fue condenado a cuatro años en un centro de internamiento al ser uno de los cuatro implicados en la violación y asesinato de Sandra Palo en mayo de 2003.

El Rafita tiene una amplia carrera delictiva. No obstante, acumula media docena de detenciones y varios cargos pendientes siendo mayor de edad por delitos cometidos después y durante su etapa de libertad vigilada, es decir, mientras cumplía la segunda fase de las medidas judiciales establecidas por el crimen.