Comienza a funcionar el radar de tramo del túnel III de Guadarrama sentido Madrid

Controla la velocidad media de los vehículos que circulan en un determinado recorrido de vía

madrid

| 08.01.2012 - 13:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los conductores que a partir de este lunes circulen a mayor velocidad de la permitida por el túnel III de Guadarrama sentido Madrid serán sancionados y recibirán una multa con el importe correspondiente según los nuevos radares de tramo, ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT).

No se trata sólo del radar de Guadarrama, ya que también se verán afectados los conductores que pasen por túnel de Sartego en La Coruña o por la circunvalación de Zaragoza.

Los nuevos puntos de control de velocidad mediante radar de tramo, controlan la velocidad media de los vehículos que circulan en un determinado recorrido de vía.

Los nuevos radares están ubicados en el túnel III de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste, AP-6, creando un tramo controlado de 8 kilómetros con velocidad limitada a 100 kilómetros por hora; en el túnel do Sartego (Fene, La Coruña), en la Autopista del Atlántico, AP-9, sentido Ferrol. El tramo controlado es de 1.231 metros, con velocidad limitada a 90 km/h.

También hay otro punto controlado en la circunvalación de Zaragoza, Z-40, entre los puntos kilométricos 26,600 al 29,700. Este tramo es a cielo abierto en su totalidad y tiene una velocidad limitada a 120 km/h.

Ya existen, en funcionamiento desde diciembre de 2010 dos radares de este tipo: en el túnel II de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste, AP-6, (punto kilométrico 53,500, boca de entrada del túnel y en el punto kilométrico 57, boca de salida del túnel) sentido La Coruña; y en el túnel de Torrox, Málaga, en la Autopista del Mediterráneo, A-7, sentido Barcelona. El tramo controlado es de 1 kilómetro con velocidad limitada a 100 km/h.

La DGT ha recordado que ésta es una medida con la que se pretenden evitar muertes en carretera, ya que "la velocidad inadecuada o excesiva es una de las causas principales de los accidentes de tráfico, que está presente en uno de cada cuatro accidentes mortales".