El radar de la Avenida de Córdoba de Madrid empezará a multar el 1 de junio

La limitación de velocidad será de 50 kilómetros por hora

madrid

| 30.05.2016 - 11:46 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que a partir del 1 de junio, el miércoles próximo, funcionará de forma definitiva el radar de tramo instalado en la avenida de Córdoba, entre la Glorieta de Cádiz y la calle Tolosa Latour, y será multada la circulación por el tramo a más de 50 kilómetros por hora.

El Ayuntamiento explica que se trata del primer dispositivo de regulación de tráfico en el que se ha aplicado el nuevo protocolo de actuación, "que no tiene voluntad recaudatoria" y cuyo objetivo es "informar y concienciar a la conductores antes de sancionarles".

El de la avenida de Córdoba, con una longitud de 1.031 metros, es el primer radar de este tipo instalado en vía urbana en territorio español, y ha permanecido durante 40 días en "periodo de información preventiva", durante el cual no se ha sancionado a los conductores que han superado el límite de velocidad.

El Ayuntamiento dice en su nota que entre los pasados días 23 y 26 se detectaron 158.448 tránsitos por este tramo en los que fue superada la velocidad de 50 kilómetros por hora en 2.195 ocasiones. El nuevo procedimiento incluye el envío de cartas informativas personalizadas ante la puesta en marcha de cualquier nuevo sistema automático de regulación de tráfico.

Dentro del "periodo de información preventiva", los conductores han recibido cartas informándoles de que han superado los límites de velocidad, incluyendo número de matrícula, fecha y hora en la que los vehículos hayan sido detectados.

La carta -dice el Ayuntamiento- informa al conductor de la fecha en la que entra en vigor la fase sancionadora, "de forma que pueda ser consciente de esa circunstancia y corregir tal conducta antes de la puesta en marcha definitiva".

Este nuevo protocolo, explica el Ayuntamiento, se enmarca dentro del objetivo estratégico del Área de Medio Ambiente y Movilidad, que ha renovado el sistema de prevención, mediación y gestión de mutas de tráfico "con la idea de prevenir la imposición de sanciones y concienciar sobre la responsabilidad individual en el mantenimiento de la seguridad" en calles y carreteras de la ciudad.

Según el Ayuntamiento, la instalación del radar de tramo en la Avenida de Córdoba pretende servir como medida preventiva de accidentes ante la alta siniestralidad registrada en la zona desde 2010: el atropello a un niño de 8 años, una colisión con resultado de muerte de una joven de 18 años y una salida de la vía en el que también hubo un fallecido.