El PSOE propone reducir las zonas tarifarias del transporte público de seis a tres

Propone la gratuidad para los niños hasta los 14 años y la creación de un abono social para desempleados

madrid

| 01.02.2016 - 14:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El grupo parlamentario del PSOE-M en la Asamblea de Madrid ha propuesto reducir las zonas tarifarias de transporte de seis a tres (A, B y C), crear un abono social y sustituir los billetes sencillos y de diez viajes por una tarjeta recargable que cobre a los usuarios en función del tiempo de uso.

Estas medidas forman parte de una moción que los socialistas presentarán en el Pleno de la Asamblea de Madrid de este jueves con la intención de acabar con el "desequilibrio territorial y social" de acceso al transporte público en la Comunidad de Madrid.

Así lo ha anunciado a los medios el portavoz del PSOE-M en la comisión de Transporte, Daniel Viondi, que confía en que el transporte se convierte en "una herramienta de transformación social" y deje de ser "un espacio de contienda electoral", como asegura que ha ocurrido recientemente entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Madrid.

El diputado socialista ha señalado que alrededor de dos millones de madrileños podrían beneficiarse de la reforma de las zonas tarifarias, que pasarían de seis (A, B1, B2, B3, C1 y C2) a tres (A, B y C). Con este cambio, pagarían menos los actuales usuarios de los abonos B2 y B3, por un lado, y C2, por otro, ya que los precios de sus títulos de transporte se adaptarían a los de las zonas B1 y C1.

Por otro lado, el PSOE-M ha propuesto un nuevo abono social con dos categorías: la A para personas desempleadas con subsidio inferior al salario mínimo interprofesional (con descuentos de hasta el 80 %) y la B para parados de larga duración que no reciban prestación por desempleo (con una tarifa plana de diez euros).

El pasado mes de noviembre, el Gobierno regional puso en marcha un abono de transporte de diez euros para parados de larga duración que está vinculado al programa de activación de empleo regional y tiene un tiempo máximo de seis meses. Viondi considera "exiguas" esta y otras de las medidas aplicadas en materia de transporte, como la creación de un abono de 20 euros para todas las zonas de la región dirigido a jóvenes de hasta 26 años.

Por ello, confía en contar con el apoyo del resto de grupos parlamentarios para aprobar la moción, en la que el PSOE-M sugiere también la implantación de una tarjeta recargable para sustituir los billetes sencillos y de diez viajes en la que se cobre por lapsos de tiempo y no por el número de transportes utilizados.

De esta forma, el PSOE-M pretende homologar la Comunidad de Madrid a las "grandes regiones metropolitanas" de Europa que utilizan este método, como Londres. Los socialistas abogan por extender el abono infantil gratuito desde los 7 hasta los 14 años, así como por aplicar descuentos en las tarjetas recargables a las familias numerosas, que en la actualidad sólo se benefician de reducciones si compran el abono de 30 días o el anual.

Asimismo, defienden renegociar las concesiones de transporte de Metro Ligero y de TFM (Transportes Ferroviarios de Madrid), la concesionaria encargada del tramo de la línea 9 del Metro de Madrid desde Puerta de Arganda hasta Arganda del Rey.

El objetivo que persiguen los socialistas es reducir el margen de beneficios de las concesionarias de estos servicios, que están subvencionadas por el Consorcio Regional de Transportes con hasta un 87 % en el caso de los billetes sencillos.

El PSOE-M ha indicado que el servicio de Metro Ligero necesita 115 millones de euros para su puesta en marcha y sólo recibe unos ingresos de 5 millones, mientras que en el TFM la diferencia es más reducida (siete millones frente a dos). Según sus cálculos, este paquete de medidas supondría una reducción de ingresos de 45 millones de euros (10 por la reducción de zonas tarifarias, 14 por el abono social y 21 por el abono infantil).

Sin embargo, el PSOE-M -que ha preparado esta moción junto con una veintena de expertos y entidades sociales- confía en compensar estos gastos con un aumento de usuarios del abono de transporte (12 millones) y de las tarjetas recargables (8 millones), además de la renegociación de las concesiones (25 millones).

Por su parte, el grupo parlamentario de Ciudadanos ha elaborado un plan de transporte de una duración de diez años en el que recoge algunas de las medidas presentadas por el PSOE-M, como la tarjeta recargable.