El PSOE-M y CCOO se suman al paro de las mujeres del 8 de marzo

madrid

| 29.01.2018 - Actualizado: 14:56 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El PSOE-M y CCOO se han sumado hoy al paro de las mujeres que tendrá lugar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo para "dar la batalla" contra la desigualdad entre hombres y mujeres. Esta es una de las propuestas que han analizado el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, y el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, durante una reunión para analizar la situación sociolaboral de la región.

Ambos han expresado el "compromiso de colaboración permanente" entre ambas organizaciones y han coincidido en destacar que la Comunidad de Madrid es una regiones con mayor desigualdad social de Europa.

El Partido Socialista de Madrid y CCOO pondrán en marcha un grupo de trabajo específico de igualdad para preparar la campaña del 8 de marzo.

Cedrún ha recalcado que la persona que está pagando las consecuencias de la desigualdad, la precariedad, la falta de actividad y la pobreza es una mujer.

El dirigente sindical ha abogado por "dar la batalla contra todas las brechas", a la vez que se ha mostrado convencido de que "si se reduce la desigualdad entre hombres y mujeres,

desaparecerán la precariedad y la pobreza".

Ha hecho un llamamiento a no quedarse en declaraciones "muy dignas y muy firmes" el 8 de marzo y el 25 de noviembre -Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer- y trabajar todos los días del año contra el "terrorismo machista".

Por su parte, Franco ha afirmado que su partido estará "en primera línea" apoyando el paro de las mujeres del 8 de marzo.

Los socialistas ha denunciado la falta de recursos para luchar contra la violencia de género en la Comunidad de Madrid y han defendido propuestas para reducir la brecha laboral, salarial y de género en la región, ha resaltado.

Las dos organizaciones se han comprometido a combatir la precariedad en las propias administraciones públicas para mejorar los servicios sociales como la ayuda a domicilio o la teleasistencia, donde los puestos de trabajo con "malas" condiciones laborales están fundamentalmente ocupados por mujeres.

Otra de las líneas de trabajo que pondrán en marcha estará relacionada con la necesidad de aumentar las inversiones públicas, tras diez años de recortes, para evitar que se caigan los techos de las urgencias, el curso escolar comience con centros en obras y las Cercanías tengan averías todos los días.