El PSOE denuncia la gestión "desastrosa" del patrimonio por parte de Botella

madrid

| 02.04.2014 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha denunciado que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, lleva a cabo una gestión "desastrosa" del patrimonio de los madrileños y que en Madrid no hay una política cultural "adecuada".

En rueda de prensa, Lissavetzky ha criticado que en la capital hay lo que él ha denominado "edificios frustrados", entre los que se encuentra el Faro de Moncloa, actualmente cerrado, o el Centro Cultural Conde Duque, que, a su juicio, está funcionando a "cuarto y mitad de gas".

Respecto a la rehabilitación de los monumentos madrileños, el portavoz socialista ha afirmado que el Gobierno municipal ha realizado una "baja temeraria" al adjudicar a una empresa por 600.000 euros el concurso público que salió con una licitación de 1.125.000 euros.

"BAJA TEMERARIA"

Esta "baja temeraria", según Lissavetzky, ha provocado que "La momia" -el caballo alado de Legazpi-, lleve años tapado con una lona o que el segundo "obelisco" de Vallecas tardará en desmontarse 11 días después de que su gemelo fuera derribado por el viento.

Asimismo, ha señalado que hay una inversión destinada al mantenimiento y conservación de cuatro monumentos específicos -muralla islámica, iglesia de Maravillas, estatua de Alfonso XII en Retiro y monumento del 11M-, de los 1.700 que hay en Madrid, que reciben "el doble" de inversión que el resto.

En este sentido, Lissavetzky ha denunciado que el consistorio madrileño no les ha aportado los pliegos técnicos que han solicitado para saber qué es lo que van a rehabilitar y los motivos que han llevado a realizar esa inversión específica.

El portavoz socialista también ha instado a Botella a que diga dónde están los cuadros que figuran como pendientes de comprobación en el inventario, ya que, según él, no es razonable que no sepan "absolutamente nada" de la situación de los cuadros desde que hace un mes pidieran "cuentas".

Por otra parte, Lissavetzky ha denunciado la "situación de abandono" de las bibliotecas municipales que, en los últimos tres años, ha proseguido, han reducido sus horarios, en sus instalaciones hay difícil acceso a Internet y algunos centros están cerrados.