Zapatero no cree que alguien en el PSOE esté intentando moverle el sillón

Gómez proclama en el Comité Regional: "nadie sobra, nadie debe autoexcluirse"

madrid

| 06.10.2010 - 07:30 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que no siente que alguien en el partido tenga intención de iniciar algún movimiento para relevarle tras las primarias del PSOE en Madrid. En una entrevista en Telecinco, ha subrayado que son libres las interpretaciones de que se puede haber abierto la senda del "postzapaterismo". Por su parte, el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha proclamado hoy que en su partido "nadie sobra y nadie debe autoexcluirse", ante los más de 500 miembros del Comité Regional que le han ovacionado puestos en pie y le han jaleado de forma unánime durante minutos al grito de "presidente".

Zapatero ha expresado su respeto por las declaraciones de Alfonso Guerra en las que hoy le ha situado entre los perdedores en las primarias de Madrid y ha subrayado que entre compañeros de partido "las derrotas son otra cosa" distinta que cuando se pierde con un adversario político.

Zapatero, quien ha asegurado mantener un buen estado de ánimo, ha reiterado que no entiende la victoria de Tomás Gómez como un revés, que el PSOE ha dado con ese proceso una lección de democracia y que hay que reconocer cuando uno se equivoca.

"El que ha ganado se lo merecía", ha insistido antes de expresar su convencimiento de que las primarias han dado más posibilidades para que el PSOE gane las elecciones autonómicas en Madrid. A su juicio, Gómez ha mejorado, ha fortalecido su liderazgo y ha crecido como candidato.

GÓMEZ: NADIE SOBRA

"Nadie sobra, nadie debe autoexcluirse. Todos somos necesarios en este proyecto; todos los que estamos y más", ha afirmado Gómez en su primera comparecencia multitudinaria ante los suyos tras ganar las primarias. En un discurso animoso y conciliador, y tras besar efusivamente a su "adversaria formidable" la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, Tomás Gómez ha agradecido de forma expresa a José Luis Rodríguez Zapatero y a José Blanco su "apoyo" y su "ánimo" para que los socialistas madrileños alcancen su objetivo de gobernar.

"Este partido está unido y en marcha, y cuando esté partido está unido y en marcha es imparable hasta conseguir la victoria electoral", ha aseverado entre aplausos el líder del PSM.

Ha argumentado que "hasta el pasado domingo había dos candidaturas, dos discursos, dos proyectos de liderazgo y plataformas de apoyo a cada candidato", pero que "hoy ya no hay un 52 por ciento y un 48 por ciento en esta federación, hay un cien por cien dispuesto a dar también el cien por cien de su trabajo, de sus ideas, de sus militantes, para devolver a la Comunidad de Madrid los valores de la izquierda y del civismo". "Aquí ya no veo partidarios de una u otra candidatura, sino a la representación de un partido que acaba de dar una vibrante y brillante lección de democracia", ha insistido.

Entre llamadas a la unidad, Gómez ha convocado a los presentes a "trabajar" y les ha dicho que el trabajo es su "única arma". "Yo no puedo ofrecer más que mi voluntad de que todos caminemos hacia el mismo objetivo y sólo puedo ofrecer trabajo. Nuestro proyecto es trabajo y el trabajo se paga con más trabajo", ha señalado.