El PSM amplía la recusación sanitaria contra el juez Martínez Tristán

madrid

| 02.12.2013 - 13:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha registrado una ampliación de la recusación contra el presidente de la sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Gerardo Martínez Tristán, que encabeza la sala que se ocupa de todos recursos contra la externalización sanitaria.

El PSM ha incorporado a su recusación contra Tristán dos nuevos elementos: su designación como nuevo miembro del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y una entrevista en la que, según el documento registrado por Gómez, Martínez Tristán reconoció que aunó en una sala todos los recursos por "petición de la Comunidad de Madrid".

En el escrito, fechado a 1 de diciembre y al que ha tenido acceso Efe, el PSM hace constar a la sala que, como sospechaba en su escrito de recusación, el magistrado fue elegido el pasado 26 de noviembre como miembro del Consejo General del Poder Judicial, tras ser propuesto por el PP.

"POLÉMICA DECISIÓN"

Los socialistas consideran que esta elección desvirtúa la presunción de neutralidad del juez y supone una "contrapartida" a su "polémica decisión" de aunar en la sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que preside todos los recursos contra el concurso para la privatización de la gestión de seis hospitales públicos.

Por último, el escrito denuncia que el magistrado ha concedido una entrevista en un medio de comunicación antes de resolver sobre estos recursos en la que el juez reconoce que fue la Comunidad de Madrid la que le pidió unificar los recursos en la sala que él preside.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha sostenido tras registrar el escrito que "ahora" su partido tiene pruebas de que Martínez Tristán no es la persona "idónea" y no tiene la "imparcialidad exigible" para poder resolver los recursos acerca del concurso.

Ha recordado que el PSM denunció que el magistrado había pactado con el PP "desmantelar" la sanidad y "dar luz verde" a la privatización "a cambio de un sillón en el Consejo General del Poder Judicial, lo que , según Tomás Gómez, se ha producido finalmente.

Por tanto, ha indicado que espera el presidente de la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia madrileño no resuelva los recursos que han puesto además del PSOE, AFEM y otras organizaciones médicas y de profesionales sanitarios.

La recusación del PSM a Martínez Tristán provocó que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspendiese el pasado mes de noviembre la tramitación de todos los recursos sobre la privatización de la gestión de seis hospitales públicos de Madrid, que permanecerán aparcados hasta que se resuelva esta recusación.

Según las alegaciones del PSM en su recusación, Martínez Tristán tiene una relación de matrimonio con una consejera del Gobierno de Castilla-La Mancha y una relación "demasiado directa" con el PP, puesto que fue "impulsado" por este partido, según Gómez, para formar parte del Consejo General del Poder Judicial.

La recusación a Martínez Tristán ha supuesto la suspensión del curso de tres procedimientos ordinarios y uno sobre derechos fundamentales con relación a la privatización de la gestión de seis centros, adjudicados el pasado mes de agosto a tres empresas.

En un acuerdo fechado el pasado 11 de octubre, Martínez Tristán decidió que los 50 magistrados que componen la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Madrid resuelvan los recursos contra la resolución de la Consejería de Sanidad de externalizar la gestión de seis hospitales.

Justificó esta decisión en que en diferentes secciones de la Sala existían distintos recursos que tienen por objeto la impugnación de la resolución cuyas resoluciones, según el presidente de la Sala, resultan o pueden resultar "contradictorias".

La gestión a través de empresas de los seis centros públicos de la Comunidad de Madrid adjudicados debería haber entrado en vigor en septiembre, pero el traspaso de la gestión fue suspendido de forma cautelar primero por un tribunal ordinario y a continuación por el propio Tribunal Superior de Justicia de Madrid.