El protocolo para educar en la diversidad sexual podría estar listo este curso

Bandera arco iris

madrid

| 18.09.2016 - 13:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno de la Comunidad de Madrid está elaborando un protocolo para educar en diversidad sexual en los colegios e institutos públicos y concertados de la región, que podría estar listo este curso y con el que las asociaciones del sector esperan combatir el 'bullying' homofóbico entre escolares.

Este protocolo es fruto de la aplicación de la Ley de protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid, que entró en vigor el 10 de agosto pasado.

En uno de sus puntos obliga a elaborar una "estrategia integral de educación y diversidad sexual" para todos los centros educativos y en todos los niveles formativos, desde Educación Infantil hasta Bachillerato.

Uno de sus principales objetivos es "combatir el acoso y favorecer la visibilidad" LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales, es decir, con caracteres sexuales masculinos y femeninos).

Entre otros asuntos, la Ley insta a incluir la realidad LGTBI de forma transversal "en aquellas materias que sea procedente", a proveer a los centros de un fondo bibliográfico y a desarrollar "acciones de fomento de la cultura del respeto y la no discriminación" hacia este colectivo.

También establece programas anuales de formación para el personal docente, de manera que puedan garantizar que el derecho a la educación de los alumnos LGTBI "se haga efectivo y no se produzcan situaciones de discriminación o indefensión de los mismos".

Fuentes de la Consejería de Educación y de Políticas Sociales han señalado a Efe que están elaborando de forma conjunta un protocolo para aplicar la Ley "desde el respeto a la diferencia, la pluralidad y evitando cualquier tipo de adoctrinamiento", sin detallar acciones concretas.

Aunque las clases ya han comenzado, las mismas fuentes han explicado que el protocolo se pondrá en marcha cuando esté finalizado, y no descartan que sea a lo largo de este curso académico.

El pasado 14 de julio, técnicos de la Consejería de Políticas Sociales se reunieron con 23 miembros de 13 entidades LGTBI, además de representantes de la Oficina de Diversidad de la Universidad Complutense de Madrid, para recibir sus aportaciones, como dictamina la Ley.

El presidente de Cogam (colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales de Madrid), Jesús Grande, una de las asociaciones que asistió a este encuentro, confía en que el protocolo contribuya a naturalizar la diversidad dentro de las aulas, "vigilando y controlando situaciones de discriminación".

"Es muy positivo que los profesores tengan que estar más abiertos a esta realidad, se generará el debate", ha declarado Grande a Efe.

El estudio 'LGTBIfobia en las aulas', elaborado por Cogam en 2015, asegura que un 60 % del alumnado es testigo de agresiones homófobas en la Comunidad de Madrid.

Una situación preocupante para el coordinador general de Arcópoli, Yago Blando, que opina que el papel de los profesores es clave para detectar y prevenir casos de 'bullying' homofóbico.

"Se ha naturalizado el típico chiste del mariquita, se dicen que son cosas de chicos", lamenta.

Desde Chrysallis -otra de las asociaciones presentes en la reunión-, su presidenta, Saida García, critica que desde el encuentro de julio pasado no haya habido más contactos con el Gobierno regional para poner en marcha un tema que considera esencial.

"No vale con una semana al año de diversidad, porque la diversidad está presente todo el año en las aulas y tiene que ser accesible a la infancia", apunta.

La diputada socialista Carla Antonelli espera que el trabajo del Gobierno regional con las asociaciones no se convierta en un "amago de reuniones", pero no está preocupada por haber empezado el curso escolar sin un protocolo definitivo: "Estamos dentro de los tiempos".

La parlamentaria de Podemos Beatriz Gimeno reclama que este protocolo empiece a funcionar aunque sea a mitad de curso: "Es urgente visto el aumento de las agresiones; esto sólo se combate con educación".

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Tomás Marcos ha mostrado su sorpresa por el hecho de que el Gobierno regional declare que va a aplicar la Ley contra la LGTBIfobia sin adoctrinamiento: "Me pregunto cuando hablan de que esto es adoctrinar si es que ellos quieren adoctrinar en otras cosas".

Los tres parlamentarios defendieron en la Asamblea de Madrid esta iniciativa legislativa, que salió adelante con los votos a favor de todos los grupos sumándose a otra similar aprobada previamente, la Ley de identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación de la Comunidad.