El Príncipe y Zapatero asistirán al funeral de los cinco militares muertos en una explosión accidental

madrid

| 26.02.2011 - 20:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Príncipe Felipe de Borbón y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asistirán este domingo a los funerales por los cinco militares fallecidos en la explosión accidental que tuvo lugar el pasado jueves en la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares (Madrid), que se celebrarán este domingo a las 13.00 horas en la Brigada Acorazada Guadarrama XII del Ejército de Tierra con sede en El Goloso (Madrid).

Tras asistir al funeral, el presidente partirá hacia a Qatar tal y como estaba previsto, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ejecutivo. La ministra de Defensa, Carmen Chacón, y la cúpula militar también acompañarán a los allegados de los cinco fallecidos, a quienes se impondrá a título póstumo la Cruz del Mérito Militar y Naval con distintivo amarillo.

Sergio Valdepeñas, el sargento Mario Hernández, el cabo Miguel Angel Díez, el sargento primero Víctor Manuel Zamora y el cabo primero Javier Muñoz perdieron la vida a causa de la explosión, por causas que se desconocen, de una de las cargas explosivas con las que iban a destruir unas minas anticarro que carecían ya de detonador, en un ejercicio que formaba parte de la instrucción necesaria para su despliegue en el sur Líbano, donde una de sus misiones fundamentales iba a ser el desminado en la zona.

Los tres primeros pertenecían al Ejército de Tierra, mientras que los dos últimos eran infantes de marina de la Armada. Además de los cinco fallecidos, la explosión "de gran magnitud" provocó heridas graves a otros dos infantes de marina, que permanecen ingresados en cuidados intensivos en el Hospital militar Gómez Ulla, y a un tercer infante de marina que sufrió lesiones de carácter leve, por las que está ingresado en planta en el mismo hospital.

La explosión tuvo lugar en el campo de entrenamiento que se encuentra en la Academia de Ingenieros, dependiente del Ejército de Tierra. En este recinto se sitúan también el Centro de Excelencia contra Artefactos Explosivos Improvisados, que colabora con la OTAN, y el Centro Internacional de Desminado.